Última actualización: viernes, 26 de febrero de 2010 - 17:12 GMT

Iceberg gigante "amenaza" los océanos

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Un bloque de hielo del tamaño de Luxemburgo desprendido de un glaciar de la Antártica pone en peligro las corrientes oceánicas y podría modificar los patrones climáticos con el resultado de inviernos más fríos en el Atlántico Norte, advierten científicos australianos.

Actualmente flotando al sur de Australia, el gigantesco iceberg, de 2.500 kilómetros cuadrados y miles de millones de toneladas, no ha sido nombrado todavía, y se desprendió a principios de mes del Glaciar Mertz debido al impacto de un iceberg conocido como B9B, que se había separado de la masa antártica en 1987.

El doctor Neal Young, experto en glaciares en el Centro de Investigaciones de Ecosistemas y el Clima Antártico, en Tasmania, Australia, le dijo a la BBC que cualquier trastorno en el caudal de producción de la llamada agua de fondo de la Antártica afectaría las corrientes oceánicas.

Por ende, ocurriría una transformación de los patrones climáticos con el resultado de inviernos más fríos en el Atlántico Norte en los próximos años.

Circulación

"En esta zona (donde se encuentra el glaciar) se genera cerca del 25% de la producción de agua de fondo de la Antártida, y como resultado (de la presencia de la masa de hielo) se alteraría el ritmo de su circulación", explicó.

Glaciar Mertz en foto de la NASA

El iceberg está en una zona clave para la creación de agua salada y densa.

Según dijo, los efectos en la temperatura se comenzarían a notar con el paso del tiempo.

Además, también se afectarían las fuentes de alimentos de colonias de focas y pingüinos, de acuerdo con Young.

La enorme masa de hielo se encuentra flotando en un espacio abierto de agua rodeado de hielo marino que en glaciología se conoce como polinia.

Las aguas de fondo, saladas y densas, producidas por las polinias, repercuten en la circulación de las corrientes marinas alrededor de todo el planeta.

De acuerdo con el glaciólogo francés Benoit Legresy, si se mantiene la presencia de glaciares en la zona, lo cual es muy probable, se bloquearía la producción de estas aguas densas porque funcionarían como un tapón de la polinia.

De los más grandes

El desprendimiento del iceberg ocurrió a principios de mes a partir de una embestida de otro bloque e hielo contra el glaciar Mertz, una lengua flotante de 160 kilómetros en el Océano Antártico.

Según Rob Massom, también del Centro de Investigaciones de Ecosistemas y el Clima Antártico, el desprendimiento no estaría directamente relacionado con el cambio climático "sino con los procesos naturales que ocurren en la capa de hielo".

El iceberg es uno de los mayores de los últimos años.

En 2002, un bloque de aproximadamente 200 kilómetros se separó de la capa de hielo Ross de la Antártida, y en 2007, un bloque del tamaño de Singapur se escindió del glaciar Pine Island, en la Antártida Occidental.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.