A más calentamiento, más rinitis

Mujer estornudando
Image caption La fiebre del heno produce picor en la nariz y en los ojos y estornudos, entre otros síntomas.

Los síntomas de la rinitis -como la congestión, la irritación nasal y la inflamación de los ojos- podrían prolongarse debido al aumento de la duración de la temporada del polen a causa del cambio climático.

Según un estudio llevado a cabo por un equipo de científicos de la Universidad de Génova, en Italia, el calentamiento global está provocando una extensión en las temporadas de polen, además de un incremento en la cantidad y variedad de granos de polen en el aire.

"Estudiando una región específica -el noroeste del país- observamos que el aumento progresivo de la temperatura promedio prolongó la duración de las temporadas de polen en algunas plantas, y en consecuencia, la carga total de polen", explicó Walter Canonica, uno de los investigadores que participó en el estudio, para el que se recogió información durante de 27 años.

Según le dijo el especialista a BBC Mundo, si tomamos en cuenta la información recabada por otros investigadores sobre el mismo tema, llegamos a la conclusión de que no sólo se registra un incremento en el número de personas afectadas por la rinitis sino también en el nivel de sensibilidad a la misma.

"Hay una mayor sensibilidad", dice Canonica. Quienes comenzaron siendo monosensibles (afectados por una variedad específica de polen) pueden ahora convertirse en polisensibles, agrega.

Por otra parte, los expertos notaron una relación marcada entre la presencia de polen en el aire y el desempeño en la escuela o en el trabajo. "Cuanto más elevado es el recuento de polen, menor es la productividad en el ámbito laboral", señaló Canonica, quien enfatizó además el efecto nocivo que esta alergia tiene en la calidad de vida de los pacientes.

Más en Perú y Venezuela, menos en Argentina

La rinitis alérgica, conocida también como "fiebre del heno", es un trastorno que afecta la mucosa nasal y que produce estornudos, picor, secreciones nasales y en algunas ocasiones pérdida de olfato.

Image caption La extensión de la duración de la temporada de polen es consecuencia del cambio climático, dice el estudio.

Este afección crónica afecta a millones de personas en todo el mundo.

Según un informe de la organización Alergias en América Latina, el problema en dicho continente es muy similar al que se registra en Estados Unidos, Europa y el resto del mundo.

Perú y Venezuela son los países con más número de casos, con un 11% de hogares en los que al menos una persona sufre esta condición, dice el estudio.

En el extremo opuesto se encuentra Argentina, con un 3,5%.

De los niños encuestados con rinitis alérgica, la mitad aseguró que esta condición los obligó a interrumpir con sus actividades escolares, mientras que el 56% dijo que la afección les impidió hacer deportes.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.