El futuro es móvil y social

David Cuen, BBC Mundo.

Image caption Las redes sociales y los celulares serán el campo de batalla de los buscadores.

Hasta hoy el mercado de las búsquedas en internet ha estado dominado por los robots. Las "arañas" virtuales que buscan palabras claves en los textos de las páginas de internet y después las ordenan de acuerdo a complicados algoritmos matemáticos. Pero eso está a punto de cambiar.

El mañana está en coreano. Una parte del futuro de las búsquedas será social, como ocurre en Corea del Sur con el buscador Naver (leer aquí la entrega de la semana pasada). Cientos de millones de personas pasan un gran porcentaje de su navegación en internet en sitios sociales. Ahí no importan los robots, sino los humanos.

La otra parte del futuro es móvil. Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones en 2010 habrá cinco mil millones de teléfonos celulares en el mundo, muchos de ellos navegan ya por la red. Aquí la búsqueda de escritorio no importa, lo que resalta es lo que está cerca del usuario.

La búsqueda social

Facebook, Twitter y otras redes sociales están creciendo en forma exponencial. La gente comparte fotos, vínculos, información y consejos entre un círculo social restringido. Cada vez más usuarios navegan a partir de ese círculo y no de los motores de búsqueda.

Pero hasta ahora realizar búsquedas dentro de estas páginas no ha resultado igual de preciso que cuando se efectúan mediante un motor de búsqueda. No toda la información es pública, buscar palabras clave no es muy exacto, y ante tantos servicios es difícil indexar los resultados.

Sin embargo, el futuro de la búsqueda social no pasará por ninguno de estos escollos. La relevancia de la información social estará determinada por la cantidad de conexiones de una persona, por cuánto conocimiento comparte, por cuántos seguidores tiene y por cuántas veces la gente ha seleccionado la opción "me gusta" ante lo escrito por alguien.

Una fase previa de este tipo de búsquedas ya puede verse en internet. Los sitios de preguntas y respuestas como Yahoo! Respuestas, WikiAnswers o Mahalo, ponen en contacto a desconocidos para responder preguntas formuladas en sus páginas. La relevancia de la respuesta la selecciona la propia comunidad.

Ahora imaginen un sistema similar pero en donde además de preguntas y respuestas, la relevancia de los resultados está vinculada no sólo a texto, sino también a fotos, vínculos, número de seguidores y amigos, etcétera.

"La gente ni siquiera se dará cuenta de que está buscando dentro de las redes sociales porque habrá demasiada información en ellas. Cambiarán de hábitos de búsqueda sin siquiera darse cuenta", me asegura Jonathan Allen, director del portal Search Engine Watch y añade: "toda la información que sale de Twitter o Buzz comenzará a ajustarse a la información que necesito".

Aardvark es un sitio que trata de mezclar ambos conceptos usando el clásico sistema de preguntas, pero buscando las respuestas en nuestros contactos en las redes sociales. ¿Y adivinen quién compró ese sitio hace poco? Google.

La empresa de Mountain View sabe que el sector social será clave en el mercado de las búsquedas. ¿Quieren otro ejemplo? Google Buzz. El nuevo producto no es sólo una apuesta para competir en las redes sociales, es un intento por indexarlas. Basta con realizar una búsqueda dentro de Buzz para darse cuenta del potencial de la herramienta. Ahí aparecerán cientos de resultados seleccionados de gente que no conocemos y extraídos de sitios como Buzz, Twitter, etcétera.

Image caption Bing apuesta también por las redes sociales para luchar en el mercado de búsquedas.

Bing también apuesta por lo social incluyendo un apartado especial para buscar en Twitter. Yahoo! hace lo mismo con dicha red de microblogs, además de su popular servicio de respuestas.

En la búsqueda social ya no habrá que buscar información, pues ésta vendrá a nosotros.

La búsqueda móvil

Los teléfonos celulares dejaron de ser teléfonos hace tiempo. Hoy son pequeñas computadoras que caben en la mano y podemos llevar con nosotros todo el tiempo y a todas partes. Y tienen acceso a internet.

La agencia eMarketer cree que para el 2011 la publicidad en las búsquedas en teléfonos celulares alcanzarán más del 15% del mercado publicitario. Las ventas de teléfonos inteligentes, además, superarían los 200 millones de aparatos en 2010.

Pero buscar en un celular es una experiencia muy diferente de la que se obtiene en el escritorio. La gente probablemente no busca cantidades enormes de información para realizar una tesis doctoral en un pequeño aparato.

En el teléfono las preocupaciones son más inmediatas: ¿cuál es el clima? ¿a qué hora es una película? ¿dónde puedo comer? ¿qué cosa interesante está ocurriendo cerca de donde estoy? La búsqueda es móvil, literalmente.

"Cada vez más y más gente utilizan dispositivos móviles para realizar búsquedas" me comparte Barry Schwartz, editor de noticias de Search Engine Land, y añade: "El campo móvil es donde las búsquedas crecerán al mismo ritmo que lo hicieron en la web hace algunos años".

Los principales buscadores tienen una versión móvil de sus motores de búsqueda con el que intentan capturar a los nuevos usuarios. Si escribo "pizza", por ejemplo, en el buscador de mi teléfono, obtengo tres resultados convencionales, pero después se abre una categoría con resultados locales. El celular me dice que restaurantes están cerca de mí y me da un botón con su teléfono para que pueda llamarles.

Pero el futuro parece estar en las aplicaciones y no en la versión miniatura de un buscador. Tanto las aplicaciones de realidad aumentada como las de búsquedas locales aprovechan las ventajas de la telefonía móvil: ubicación con GPS, movilidad, y rapidez.

Y ahí es donde empresas como Google también están tratando de ganar terreno, no sólo construyendo aplicaciones, sino creando un sistema operativo como Android a fin de poder jugar fuerte en el mercado. Microsoft no se queda atrás. La nueva versión de Windows Mobile, Bing y su apuesta por los "mosaicos sociales" es su intento por ser parte del futuro móvil.

Si los buscadores tradicionales saldrán victoriosos o no de esa batalla, es algo que aún está por verse.

La búsqueda social y la búsqueda móvil, llamémosle búsqueda "sóvil", es un nuevo terreno en el que cualquier cosa puede pasar.