Colombia busca medicamentos vencidos

El Ministerio de Ambiente de Colombia puso recientemente en marcha un programa piloto en 15 farmacias de Bogotá con el fin de reducir la contaminación ocasionada por los medicamentos vencidos.

Image caption El Ministerio de Ambiente de Colombia espera que el programa pueda extenderse a otras ciudades.

La cartera espera que la cobertura llegue a 160 farmacias y que se extienda a otras ciudades colombianas, como Medellín.

El Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial le informó a BBC Mundo que se inspiró en la experiencia de otros países como España, donde ya participan miles de farmacias en la recolección de medicamentos caducados.

"Aquí formulamos un programa a siete años, en el que participan los fabricantes y los distribuidores de medicamentos", explicó César Buitrago, funcionario del ministerio.

"En Bogotá ya se han recogido 200 kilos de medicamentos vencidos en los primeros días", indicó Buitrago.

Mientras que el ministro de Ambiente, Carlos Costa, llamó la atención sobre "los preocupantes efectos a medio y largo plazo ocasionados por la disposición inadecuada de los medicamentos vencidos", que son un residuo peligroso.

Esos residuos van a las fuentes de agua a través de los lixiviados que se producen en los rellenos sanitarios o llegan a las cañerías porque muchas personas los tiran a las cisternas, le explicó Buitrago a BBC Mundo.

Miles de intoxicados

Por su parte, los ambientalistas señalan que los medicamentos vencidos afectan la reproducción de peces y de plantas acuáticas.

Los antibióticos caducados, por ejemplo, matan las bacterias que son fundamentales en las plantas de tratamiento de aguas residuales.

Pero también son un problema de salud pública. Sólo en 2009 se reportaron en Bogotá 1.200 personas intoxicadas por medicamentos vencidos, informó la semana pasada el secretario de Salud de la ciudad, Héctor Zambrano.

Los expertos advierten que los medicamentos vencidos, además de no curar las enfermedades para los cuales fueron hechos, le hacen daño a quienes los consumen y por eso deben desecharse adecuadamente.

"Lo que queremos es que las personas se acostumbren a disponer los medicamentos vencidos en los puntos azules de las farmacias, donde son almacenados en bolsas especiales y son recogidos para su posterior incineración", dijo Buitrago.

Cambio de hábitos

Por ahora las cosas parecerían ir bien. Luz Marina, la empleada de una farmacia del norte de Bogotá donde se instaló un punto azul, le afirmó a BBC Mundo que la respuesta "ha sido fantástica".

Image caption Sólo en 2009 se reportaron en Bogotá 1.200 personas intoxicadas por medicamentos vencidos.

"Cada semana se llevan una bolsa llena, la gente pregunta y cada vez vienen más personas", relató.

En el programa piloto participa la Cámara Farmacéutica de la Asociación Nacional de Industriales (ANDI), que agrupa a los fabricantes de medicamentos.

La meta, explicó Buitrago, es que en un plazo de siete años el 70% de la población colombiana pueda disponer adecuadamente de los medicamentos vencidos.

Pero eso dependerá en buena parte de qué tan exitosas sean las campañas para que los consumidores se acostrumbren a ir a las farmacias no sólo a comprar sino a dejar los medicamentos que ya no deben usar.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.