Una planta carnívora que come excremento

Planta carnívora Nepenthes rajah
Image caption A falta de insectos, algunas plantas carnívoras se alimentan de excremento.

La mayor planta carnívora del mundo no come animales pequeños, sino el excremento de los animales.

Los botánicos han descubierto que la planta insectívora de Borneo tiene una "jarra" de exactamente el mismo tamaño que el cuerpo de una musaraña de árbol.

Pero no es tan grande como para tragarse a mamíferos como las musarañas de árbol o ratas.

En cambio, utiliza un sabroso néctar para atraer a musarañas. Y luego se ocupa de recoger los excrementos de los mamíferos, explica Matt Walker, de la BBC.

Detalles del descubrimiento se publican en la revista New Phytologist.

Gran reputación

Las plantas carnívoras, también llamadas insectívoras, son muy variadas y cuentan con distintos mecanismos para atrapar a sus presas.

Algunas tienen superficies pegajosas donde el insecto puede quedar atrapado.

Y otras, como la Venus atrapamoscas -la más conocida de todas- cuentan con pinzas que se cierran automáticamente cuando la presa se posa en ellas.

Todas las carnívoras cuentan con estructuras tubulares en donde los insectos y otros animales pequeños caen y quedan atrapados.

Image caption Las plantas carnívoras cuentan con estructuras tubulares en donde los insectos y animales pequeños quedan atrapados.

En el caso de la planta de Borneo, atraen a hormigas y arañas, éstas caen en una trampa llena de fluidos y son ingeridas. Se cree que estos artrópodos le proveen de nitrógeno y fósforo, que no puede obtener de otra manera.

Este tipo de plantas son las carnívoras más grandes del mundo y las mayores crecen en Borneo.

Una de ellas, conocida como Nepenthes rajah, se cree que es la mayor planta carnívora del mundo, con una estructura con capacidad para dos litros de agua.

Es tan grande que tiene la reputación de cazar vertebrados.

Sin embargo, el doctor Charles Clarker, un experto en plantas carnívoras de la universidad Monash en Malasia, las ha estudiado desde 1987 y nunca vio, por ejemplo, una rata atrapada.

Pero junto a otros colegas centraron su atención en las musarañas, que habitan en los mismos lugares que la Nepenthes rajah. Y el hallazgo los sorprendió.

El alimento

Los investigadores encontraron que había una relación entre ambas. La musaraña obtiene el néctar, una fuente de alimentación valiosa, y la planta obtiene excremento, que probablemente sea la fuente del nitrógeno que precisa.

Este tipo de plantas se ubican en zonas altas donde insectos y otros artrópodos escasean. Por lo que las plantas se habrían visto forzadas a evolucionar e incrementar su tamaño para atraer musarañas.

"Ciento cincuenta años después del descubrimiento de la Nepenthes rajah, finalmente tenemos una explicación para el gran tamaño de la mayor planta carnívora del mundo", aseguró Clarke.

"Los descubrimientos deberían alterar radicalmente cómo vemos a estas plantas", agregó.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.