Una nueva huella digital: las bacterias

Bacterias en las manos
Image caption Los científicos lograron identificar al individuo por las bacterias que dejó en la computadora.

Las bacterias en las manos son tan personales que podrían ser utilizadas por la ciencia forense para la identificación de individuos, como el ADN o las huellas digitales, descubrieron científicos en Estados Unidos.

Los investigadores de la Universidad de Colorado, en Boulder, tomaron muestras de teclados y computadoras y con las bacterias que encontraron lograron identificar a la persona que las dejó.

Tal como señalan los científicos en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) (Actas de la Academia Nacional de Ciencias) se trata de ciertos tipos de comunidades de bacterias que son distintas en cada individuo y tan personales como su ADN.

Incluso las personas más escrupulosas, las que se lavan las manos varias veces al día, tienen en sus manos unas 150 especies diferentes de bacteria en las palmas y dedos.

Y estos patógenos pueden sobrevivir a temperatura ambiente hasta por dos semanas.

"Aunque este proyecto todavía está en sus etapas preliminares, pensamos que la técnica podría eventualmente convertirse en una nueva herramienta muy valiosa para los científicos forenses", afirmó el doctor Noah Fierer, profesor de ecología y biología evolutiva de la Universidad de Colorado, Boulder, quien dirigió el estudio.

En efecto, aunque es la primera fase de la investigación, los científicos dicen que la técnica ha demostrado tener una precisión de entre 70 y 90% y esperan que estas cifras se incrementen con el tiempo.

"Sabíamos por estudios previos que cada uno de nosotros posee comunidades bacterianas únicas", explicó a la BBC el doctor Fierer.

"Y con esta nueva investigación queríamos aprovechar las ventajas de este rastro único de patógenos que dejamos en nuestra vida diaria", agregó.

ADN bacteriano

Los científicos utilizaron una poderosa técnica de secuenciación genética y con las muestras de ADN de bacterias que tomaron en computadoras personales lograron identificar a los usuarios de las mismas.

Image caption Las bacterias de nuestra piel parecen ser más personales que nuestro genoma.

En una segunda prueba los investigadores tomaron muestras de nueve ratones de teclados que no habían sido usados en más de 12 horas y recogieron muestras de bacteria de las palmas de las manos de los dueños de estos teclados.

Encontraron que las comunidades bacterianas encontradas en cada uno de los nueve ratones eran similares a las de las palmas de las manos del dueño del teclado.

"Logramos obtener una identificación bastante precisa del objeto utilizado, comparando las comunidades de bacterias encontradas en el objeto con las comunidades en la piel de las manos del usuario", afirmó el doctor Fierer.

"Creemos que la precisión de esta técnica depende del tipo de superficie donde están las bacterias y qué tan a menudo se toca el objeto. Todavía es necesario llevar a cabo más estudios para saber dónde funciona y dónde no funciona".

El científico cree que, como ha ocurrido con otras tecnologías forenses en el pasado, tomará varios años poder perfeccionar la técnica para usarla en la práctica.

Pero es probable que algún día se pueda utilizar para corroborar evidencia o incluso para atrapar criminales.

Tal como señalan los investigadores, incluso gemelos idénticos que comparten el mismo perfil de ADN tienen comunidades bacterianas "sustancialmente" diferentes viviendo y prosperando en sus manos.

"Esto revela que los genomas colectivos de estos microbios podrían ser una forma más personal de identificación que nuestros genomas humanos", expresaron los científicos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.