El satélite Cryosat partirá en abril

Cryosat
Image caption El Cryosat-2 será lanzado el 8 de abril.

El satélite europeo Cryosat-2 será lanzado el jueves 8 de abril para iniciar una misión que consiste en elaborar un mapa de las capas de hielo del planeta Tierra.

Estaba previsto que el satélite despegara a finales de febrero, pero su lanzamiento fue aplazado para que los ingenieros investigaran algunas dudas que tenían sobre el funcionamiento del cohete de la nave.

Cryosat entrará en órbita encima de un vehículo Dnepr, un remodelado cohete nuclear ruso-ucraniano.

El satélite está diseñado para hacer mediciones detalladas de la forma y el grosor del hielo del Ártico y la región antártica.

La información que recoja ayudará a los científicos a hacer una mejor evaluación de cómo las condiciones cambiantes del hielo polar afectan los patrones de circulación oceánica, el nivel del mar y el calentamiento global.

El Dnepr despegará desde el cosmódromo Baikonur, en Kazajistán. Las autoridades rusas, que supervisarán el vuelo, han notificado a la Agencia Espacial Europea (AEE) que están listos para proceder con la misión.

El lanzamiento está previsto para las 13:57 GMT.

Preocupaciones

Las preocupaciones iniciales en torno a que los motores de dirección en la segunda etapa del cohete no tendrían un margen de maniobra suficiente han sido disipadas.

Image caption El Cryosat es parte de una serie de satélites europeos como el Smos y Goce.

El director del proyecto Cryosat de la AEE, Richard Francis, le aseguró a la BBC que se han introducido cambios en el software para garantizar que el Dnepr administre -de la forma más eficaz posible- sus suministros de combustible y oxidante, dando así a los motores el espacio suficiente en caso de contingencias.

El satélite Cryosat ya había sido instalado en el cohete cuando llegó la orden de retirarlo.

"Lo quitamos al día siguiente que se dio la orden y lo trasladamos a un área estéril y segura, donde ha permanecido desde entonces. Tenemos a una persona que se desplaza al sitio diariamente y constata que todo esta bien", explicó Francis.

"En este momento, se tiene previsto colocarlo en el cohete nuevamente el 31 de marzo", indicó Francis.

Tarea importante

El satélite Cryosat lleva la denominación "2" debido a que se trata de la reconstrucción de una misión que fue destruida en 2005 cuando su lanzador -también un cohete remodelado- falló minutos después de su despegue.

Los Estados miembro de la AEE consideraron que la medición del hielo polar a cargo del satélite es tan importante para la evaluación del cambio climático, que aprobaron la construcción de la copia exacta de una nave espacial pocos meses después del accidente.

Image caption El Dnepr despegará desde el cosmódromo Baikonur en Kazajistán.

El radar de Cryosat elaborará mapas detallados del hielo que cubre tanto el mar y como la tierra en los polos.

Los datos de otros satélites, como el ICESat de Estados Unidos y las misiones europeas ERS/Envisat, ya ha indicado que algunas de estas capas está disminuyendo a un ritmo rápido; los mayores cambios ocurren en el Ártico.

El satélite Cryosat suministrará información que se sumará a la que los científicos ya poseen, al hacer observaciones que están más allá de la actual generación de naves espaciales.

La misión forma parte del programa Earth Explorer ("Explorador de la Tierra") de la AEE, que consiste en siete naves espaciales que pondrán en práctica innovaciones científicas en la obtención de datos sobre los temas que más afectan el medio ambiente.

El primero de la serie, el satélite europeo Goce tuvo la misión de enviar información sobre la forma en que la fuerza de gravedad varía alrededor de la Tierra, y despegó en marzo de 2009.

El segundo, el satélite Smos, encargado de elaborar el primer mapa global de la humedad que contienen los suelos y la cantidad de sales disueltas en los océanos, fue lanzado en noviembre del año pasado.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.