Tormentas de arena golpean a ciudades chinas

Habitantes de Pekín durante tormenta de arena
Image caption Se cree que la expansión de los desiertos en China se debe en parte a la deforestación.

Grandes tormentas de arena golpearon el fin de semana al norte de China, dejando a muchas de sus principales ciudades, incluyendo a su capital, Pekín, cubiertas por una nube de polvo color naranja.

Expertos dijeron que las tormentas de arena se originaron en los desiertos del interior del país.

En la Plaza de Tiananmen, en Pekín, nubes de polvo oscurecieron varios monumentos y los visitantes tuvieron que llevar máscaras.

Las autoridades elevaron los niveles de alerta de polución y advirtieron a la gente que se quedara dentro de sus casas.

Algunos vuelos internacionales saliendo de Pekín fueron aplazados.

Desiertos

La tormenta de arena se está moviendo en dirección al sudeste, lo que llevó a las autoridades de Corea del Sur a emitir una alerta para Seúl y otras partes del país.

La agencia de meteorología de Pekín dijo en un comunicado en su sitio web que espera que la actual tormenta dure hasta el lunes.

Los desiertos que cubren una tercera parte de China han venido expandiéndose, y ese fenómeno ha sido atribuido en parte a la deforestación y urbanización, según informa el corresponsal de la BBC, Weiliang Nie.

La Academia de las Ciencias de China ha estimado que el número de tormentas de arena se ha multiplicado por seis en los últimos 50 años.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.