Identifican nueva especie de malaria

Mosquito Anófeles
Image caption La malaria es trasmitida a humanos por el mosquito anófeles.

Científicos que investigan uno de los tipos de malaria confirmaron que el parásito causante de la enfermedad en realidad no corresponde a una sino a dos especies similares, pero distintas, que no se reproducen entre sí.

Expertos estudiaron la malaria oval, una forma de la enfermedad infecciosa que hasta ahora se cree es causada por una única especie de parásito, el Plasmodium ovale.

Esta enfermedad es transmitida a seres humanos por la picadura del mosquito Anófeles, que habita en aguas estancadas, ríos o zonas selváticas.

Sin embargo, los investigadores de la London School of Hygiene & Tropical Medicine, el Hospital de Enfermedades Tropicales y la Universidad de Mahidol, en Bangkok, Tailandia, compartieron sus investigaciones después de observar que el parásito Plasmodium ovale, aunque visible a través de un microscopio, no era detectado por las pruebas de ADN diseñadas para identificar la especie.

La investigación apareció en la publicación científica Journal of Infectious Diseases.

Análisis genético

Para ello, los investigadores utilizaron la técnica de análisis genético denominado MLST (multilocus sequence typing) que permitió analizar seis caracteres genéticos del parásito.

El análisis se llevó a cabo entre 55 parásitos aislados provenientes de 12 países de África y de tres países de la región Asia-Pacífico.

Tras el análisis de los resultados los científicos concluyeron que se trataba de dos especies diferentes debido a que se registró un dimorfismo genético completo y separado entre dos tipos, identificados como clásico y variante.

Ambas especies, denominadas Plasmodium ovale curtisi (clásico) y Plasmodium ovale wallikeri (variante) fueron identificadas en muestras procedentes de Ghana, Nigeria, Sao Tomé, Sierra Leona, Uganda y Birmania.

De acuerdo con científicos, la división de los dos linajes se estima que se produjo entre 1 y 3,5 millones de años atrás en homínidos, una superfamilia de primates.

Según la nueva teoría, las dos especies de parásitos de la malaria o paludismo oval -que crecen dentro de las células sanguíneas- afectan a diferentes personas de acuerdo a grupos sanguíneos. Las especies no se pueden mezclar y han evolucionado de forma diferente.

"Si esto resulta cierto, podríamos ser capaces de desarrollar vacunas dirigidas a atacar las proteínas del parásito, las cuales reconocen los glóbulos rojos de la sangre humana", indicó a BBC Mundo el investigador principal, el doctor Colin Sutherland de la London School of Hygiene and Tropical Medicine.

El científico indicó que "utilizamos una técnica de ADN para comparar los parásitos de pacientes con malaria oval. Fue una gran sorpresa descubrir que, no sólo son dos especies completamente distintas entre sí, sino que en realidad están presentes en personas que viven en los mismos países africanos y asiáticos, e incluso en las mismas ciudades y pueblos".

En América

Sutherland le dijo a BBC Mundo que uno de los principales objetivos de trabajo científico fue demostrar que hay muchos más casos de malaria oval en África, y probablemente en Asia, de lo que se pensaba.

Según el científico esto se debe al diagnóstico pobre, en parte porque la "nueva" forma de este parásito que ha sido identificado no es detectado por algunas de las pruebas que se utilizan normalmente. "Hasta ahora ha sido una parásito verdaderamente 'oculto'", señaló.

"La comprensión de cómo estos parásitos se mantienen separados unos de otros, puede conducir al descubrimiento de nuevos métodos de control de la malaria en general", agregó.

Image caption El Día mundial contra la Malaria es el 25 de abril.

El investigador admitió a BBC Mundo que hasta ahora no hay casos reportados de malaria producida por la presencia del parásito Plasmodium ovale en América.

"Es cierto que la malaria oval no ha sido detectada de forma concluyente en el continente americano. Sin embargo, uno de nuestros pacientes había estado recientemente en Nicaragua, aunque su infección por malaria probablemente responde a una recaída de un episodio anterior; pero si durante ese período, el paciente hubiera sido picado por mosquitos, entonces la enfermedad podría haberse propagado a otros en Nicaragua".

"Esto quiere decir que existe un riesgo real de que la malaria oval llegue a América como resultado de los los viajes internacionales, en particular provenientes de África Occidental, donde ambas especies son comunes".

El Día mundial contra la Malaria, se celebra el próximo 25 de abril. La distribución de mosquiteros y las campañas para enseñar a usarlos son clave para reducir la propagación de la malaria, según un estudio sobre África publicado por la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja (FICR).

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.