Multado por cazar un oso con dulces

Un oso negro
Image caption El oso pesaba 321 kilogramos y era el tercero de más peso cazado en la temporada de 2009

Un cazador fue multado en Pensilvania por usar rosquillas como cebo para atraer a un oso negro de gran tamaño a la mira de su rifle.

El "cazador de los pastelitos", como lo conoce la prensa local, participó en noviembre en un concurso de caza que prohibía el uso de cebos.

Pero lo que Charles Olsen, de 39 años, no esperaba es que los guardabosques lo vieran conducir su camión cargado de pasteles una semana antes de que comenzara la temporada de caza.

Los cuidadores del parque anotaron su matrícula y advirtieron a los organizadores del concurso, que lo arrestaron cuando trató de registrar su trofeo de caza.

El tercero más grande

El oso negro es considerado uno de los animales más peligrosos.

La bestia cazada por Olsen pesaba 321 kilogramos y era la tercero de más peso de la temporada de 2009.

El jueves, la Comisión del Juego de Pensilvania condenó a Olsen a pagar una multa de US$6.800, después de que éste reconociera que hizo trampas.

Según informa el diario Pittsburgh Post-Gazette, Olsen también se expone a que le sea retirada su licencia de caza durante tres años.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.