Convocan a mujeres "feas" para probar terapia

America Ferrera en Betty La Fea
Image caption Las universidades ofrecen tratamiento gratuito a mujeres insatisfechas con su apariencia física.

Investigadores españoles están convocando a mujeres que se consideran feas para participar en un estudio científico.

El objetivo de las universidades de Granada y Jaén es probar un tratamiento psicológico para curar los trastornos causados por la obsesión con un ideal de belleza inalcanzable.

Las facultades de psicología de ambas casas de estudio ofrecen terapia gratuita a mujeres de entre 19 y 30 años que reconocen estar insatisfechas con su apariencia física y desean participar voluntariamente en el proyecto.

La coordinadora del estudio, María del Carmen Fernández-Santaella, de la Universidad de Granada, afirmó que es importante tratar a las personas que se consideran feas "porque la preocupación por el aspecto afecta a una proporción alarmante de la población".

"El ideal de belleza transmitido por la familia, los amigos y los medios de comunicación es tan rígido en nuestra sociedad que puede alterar la percepción que una persona tiene sobre lo que es una apariencia normal", dijo a la BBC.

"Son patrones inalcanzables que acaban causando trastornos graves, lo que en psicología llamamos descontento normativo", explicó.

Participe: ¿Hay mujeres feas?

Criterios

Image caption Según los piscólogos, el ideal de belleza transmitido por la sociedad y los medios de comunicación es muy rígido.

Para participar en la investigación hay un criterio estético.

Se puede inscribir cualquier candidata que se juzgue fea y considere que su aspecto físico le crea problemas emocionales o de adaptación social.

Las universidades tomarán en cuenta más parámetros: obesidad (un índice de masa corporal igual o superior a 30 puntos), trastornos de la alimentación y intentos excesivos de hacer dietas y ejercicios físicos.

El equipo de investigadores también considerará problemas psicológicos provocados por la falta de autoestima, como ansiedad y depresión.

"No se trata de hacer que las personas se sientan más bellas, sino de reducir su nivel de estrés", aseguró Fernández-Santaella.

"Una vez que dejen de atentar contra sí mismas, les ayudaremos a controlar la ansiedad, reconocer su belleza y reducir el malestar que les provoca aspecto", añadió.

El proyecto cuenta con la colaboración de investigadores de Holanda y Alemania para el tratamiento de trastornos como la obesidad, la bulimia y la anorexia.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.