Patentar células artificiales sería "peligroso"

Primera célula creada por seres humanos.
Image caption Los investigadores que crearon la primera célula artificial creen que las patentes incentivan la investigación.

Un destacado científico británico que contribuyó a descifrar la secuencia del genoma humano dijo que la concesión de patentes al creador de la primera forma de vida artificial supondría un obstáculo para la investigación en este campo.

John Sulston afirmó que, de esta forma, se le entregaría el monopolio sobre un importante espectro de la ingeniería genética.

Un equipo de científicos con sede en Estados Unidos y liderados por Craig Vebter dieron a conocer la semana pasada que habían creado la primera célula artificial.

Lea: Científicos crean célula artificial

Viejos rivales

Sulston y Venter litigaron por registrar la propiedad intelectual de la secuencia del genoma humano en el año 2000.

Venter, al frente de una iniciativa privada, intentó registrar la exclusividad de esa información. Sulston, parte de un proyecto público, trató de que la información del genoma humano fuera accesible a todos los científicos.

Image caption John Sulston defiende el menor número de trabas a la investigación en el ámbito de la biología artificial.

"La confrontación que sostuvimos hace 10 años giró en torno al acceso a la nueva información", dijo el profesor Sulston.

"Nosotros argumentábamos que el genoma humano debía ser de dominio público y estoy muy contento de que consiguiéramos desvelarlo".

Ahora los viejos rivales vuelven a enfrentarse debido a los esfuerzos de Venter por solicitar varias patentes sobre los organismos creados artificialmente, a los que han denominado Synthia. Su equipo destacó la importancia de su investigación en la prestigiosa publicación científica Science.

Lea: ¿Qué supondrá la vida artificial?

"Debate necesario"

Sulston, que trabaja en la Universidad de Manchester, cree que la concesión de las patentes sería "extremadamente peligrosa".

"He leído el contenido de sus reclamaciones y es muy, muy amplio", le dijo Sulston a la BBC.

"Tengo la esperanza de que estas solicitudes de patente sean rechazadas porque le entregarían al Instituto J Craig Venter (JCVI por sus siglas inglesas) el control de la ingeniería genética. Tendrían un monopolio sobre una gran cantidad de técnicas".

Un portavoz del Doctor Venter, del JCVI en Maryland y California, dijo: "Varias empresas trabajan en el espacio de la biología artificial, así como muchos laboratorios universitarios".

"La mayoría, si no todos, han solicitado cierto tipo de protección por medio de patentes para sus trabajos, así que es improbable que ningún equipo de investigadores, ya sea académico o empresarial, obtenga un monopolio sobre este campo".

"Como el JCVI y Venter han dicho, un diálogo abierto sobre todos los aspectos que rodean a la biología sintética, incluidos los derechos de propiedad intelectual, es muy necesario".

Lea: la opinión de los lectores sobre la vida sintética

Abuso de las patentes

Image caption La investigación liderada por Craig Venter cuenta con el apoyo de empresas privadas.

Sulston hizo sus comentarios en la Royal Society de Londres en la presentación de un estudio denominado "¿Quién es el dueño de la Ciencia?", realizado por el Instituto de Ciencia, Ética e Innovación de la Universidad de Manchester, un centro presidido por él.

El estudio se refiere al recurso creciente de las patentes por parte de los investigadores.

"Esta tendencia se ha acelerado desde que alerté sobre el problema por primera vez hace diez años", agregó.

Sulston cree que el abuso de las patentes está impidiendo avances y que si esas herramientas fueran de dominio público podrían beneficiar a la sociedad, en ámbitos como una mejora de la sanidad para los más pobres.

Opine: ¿Cuál será el impacto de la vida artificial?

"Se ha extendido la creencia de que es importante reforzar la propiedad intelectual para promover la innovación. Pero no hay prueba de que se esté consiguiendo ese objetivo. No hay voluntad para cuestionar esta visión", opinó.

Pero al mismo tiempo Sulston dijo que se estaban empezando a aceptar sus argumentos.

En noviembre, una empresa estadounidense, Myriad Genetics, perdió parte de sus derechos de patente sobre dos genes relacionados con el cáncer de mama después de que fuera estimada la demanda de varios grupos de derechos civiles.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.