Vinculan hamburguesas con riesgo de asma

Hamburguesa
Image caption Una persona que come tres hamburguesas semanales tiene hábitos de comida poco saludables y mayor riesgo de asma.

Una investigación afirma que comer dos o tres hamburguesas a la semana está relacionado con un mayor riesgo de desarrollar asma, aunque aquellos niños que siguen una dieta mediterránea tienen un menor riesgo de padecer la enfermedad.

Los resultados, publicados en la revista Thorax, dicen que comer fruta, vegetales y pescado protege contra el asma.

Pero también que comer hamburguesas está relacionado con hábitos poco saludables, que podrían desencadenar los verdaderos factores que conllevan el desarrollo de la enfermedad.

Los investigadores estudiaron a 50.000 niños de 20 países y consideraron los hábitos de comida tanto en países pobres como ricos entre 1995 y 2000.

Para hacer el estudio, se preguntó a los padres de los niños acerca de la dieta de sus hijos y si habían sido diagnosticados con asma o si o respiraban con dificultad.

Diferentes efectos

Los efectos de la dieta variaban dependiendo de dónde vivieran.

Así, las frutas y los vegetales parecían proteger más en los países más pobres, mientras que comer una gran cantidad de pescado era más efectivo en los países ricos.

Comer tres hamburguesas o más estaba relacionado con un mayor riesgo de asma y dificultades respiratorias, pero sólo en países ricos.

La doctora Gabriele Nagel, del Instituto de Epidemiología de la Universidad de Ulm, Alemania, y autora principal del estudio, dijo que los resultados se explican porque el asma es una enfermedad compuesta por una gran variedad de síntomas, más que una sola condición, y diferentes factores pueden desencadenar efectos diferentes en distintas partes del mundo.

"Esto nos proporciona un mejor entendimiento de cómo el asma afecta de manera diferente a distintas personas, y sus efectos en países desarrollados y en vías de desarrollo", afirmó.

El estudio muestra que una dieta rica en fruta y vegetales puede ser beneficiosa debido a los efectos protectores de los antioxidantes que se encuentra en la vitamina C.

Estilo de vida

Los altos niveles de grasas poco saludables podrían incrementar el riesgo del asma. Sin embargo, los autores del estudio señalaban que había que tener en cuenta que los niños que comen tres hamburguesas a la semana tienen más posibilidades de llevar un estilo de vida poco saludable.

El estudio no consideró los niveles de obesidad.

La organización Asthma UK, una ONG especializada en asma en el Reino Unido, dijo que esta investigación podría ayudar a entender la relación entre asma y dieta.

Y pidió precaución, porque el peso de los niños podría tener una influencia significativa en el desarrollo de síntomas asmáticos.

La doctora Elaine Vickers, jefa de relaciones de investigación de Asthma UK, afirmó: "Estudios anteriores han demostrado que una dieta de tipo mediterránea rica en frutas y verduras puede ayudar a reducir las posibilidades de que los niños desarrollen el asma".

"Nuestro consejo para los padres es que se aseguren que los niños siguen una dieta equilibrada y saludable y que practican mucho ejercicio".

Sin embargo, el doctor Keith Prowse, de la British Lung Foundation (la Fundación Británica del Pulmón) afirmó que se necesitaba más investigación para establecer una relación concluyente.

"Pero nos gustaría reforzar la idea de la necesidad de que los niños tengan una dieta equilibrada y saludable", afirmó.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.