Crisis económica amenaza esfuerzos de vacunación

Un niño es vacunado contra la polio
Image caption Actualmente, el 80% de los niños más pobres del mundo recibe sus vacunas periodicamente.

El mundo no debe permitir que la crisis económica interfiera con los programas de vacunación en los países en vías de desarrollo, advirtió una organización internacional dedicada a temas de salud.

Según la Alianza Global para Vacunas e Inmunizaciones (Gavi, por sus siglas en inglés), de aquí al 2015 se necesitarán unos US$4.000 millones.

Pero hay temor que los donantes reduzcan sus contribuciones como consecuencia de la crisis global.

Gracias al apoyo internacional, en muchos países en vías de desarrollo se ha logrado crear una infraestructura que permiten la vacunación rutinaria de hasta el 80% de los niños más pobres del mundo.

Y la cifra citada por Gavi es necesaria para continuar con esos programas de inmunización, así como para desarrollar nuevas vacunas para enfermedades como la diarrea y la neumonía.

Hora de actuar

Gavi -una asociación público-privada que incluye a instituciones como la Organización Mundial de la Salud y la Fundación Bill y Melinda Gates, así como a los fabricantes de vacunas- está además intentando conseguir financiamiento adicional para que 15 países puedan aumentar las vacunas ofrecidas como parte de esos programas.

Estas incluirían inmunizaciones contra la forma más común de neumonía bacteriana y contra el rotavirus, que es la principal causa de diarrea.

"Los niños tienen derecho a la salud y nosotros tenemos el poder para ponerlos en el camino hacia vidas saludables y productivas. Hay momentos en los que hay que dejar de hablar para ponerse a hacer, y sinceramente espero que los donantes pongan su dinero en la mesa", dijo la presidente de la directiva de Gavi, Mary Robinson.

"Si no hay financiamiento para vacunas, el mundo no va a poder cumplir con el cuarto Objetivo de Desarrollo del Milenio: reducir en dos terceras partes la mortalidad de niños menores de cinco años antes del 2015", agregó.

Gavi cree que, de conseguir el financiamiento, podría inmunizar a 240 millones de niños antes del 2015, previniendo así cuatro millones de muertes (al menos un millón de ellas a causa del rotavirus y la neumonía bacteriana).

La asesina olvidada

Tanto la neumonía como la malaria se cobran más vidas de niños menores de cinco años que el sarampión, la malaria y el VIH juntos.

En el caso de la neumonía, parte del problema es la escasa atención prestada a la enfermedad.

A pesar de que existen vacunas y antibióticos baratos con los que la mayoría de los casos podrían tratarse, éstos no están disponibles en los países en desarrollo donde más se necesitan.

El año pasado, eso motivó a la OMS y a la UNICEF a lanzará el primer Día Mundial de la Neumonía, celebrado el 2 de noviembre.

Y la iniciativa de Gavi podría ayudar a combatir más efectivamente la enfermedad, que es la primera causa de muerte entre niños menores de cinco años a nivel mundial.

La diarrea -la asesina número dos- recibe mucha más atención en las políticas de salud pública.

Pero actualmente sólo el 39% de los niños que padecen diarrea en países en desarrollo recibe los tratamientos recomendados en el Plan para el Control Integral de la Diarrea de la OMS y UNICEF.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.