México vuelve a hablar de aborto

Anuncio de una campaña sobre el aborto clausurado por las autoridades en México
Image caption Algunos anuncios de la campaña fueron cubiertos con un cartel de "clausurado".

La campaña "Otra mirada católica del aborto" ha reavivado el debate en México sobre el tema de la interrupción voluntaria del embarazo.

Ya en 2007 la aprobación de una despenalización total del aborto para las pimeras 12 semanas del embarazo en la capital mexicana había creado polémica; ahora, la llama que encendió el debate fue esta campaña iniciada hace pocas semanas por la organización Católicas por el Derecho a Decidir.

Para convencer a la sociedad, la campaña defiende esa práctica con argumentos del Código de Derecho Canónico del Vaticano y "Gozos y Esperanzas", las leyes y doctrinas que rigen a la Iglesia Católica.

Según la campaña, existen una serie de casos específicos de aborto para los que los documentos no necesariamente contemplan la excomunión.

Por ejemplo, cuando la mujer es menor de 16 años, cuando realiza un aborto presionada por el miedo o -según algunas interpretaciones- cuando el embarazo fue resultado de una violación.

Pero la campaña se ha encontrado con varios escollos.

En Querétaro, al norte de la capital mexicana, algunos anuncios de la campaña en carreteras fueron cubiertos con un cartel de "clausurado" y otros desmontados por completo, según indicó la propia organización.

El hecho ha motivado que activistas y miembros de partidos políticos califiquen la censura como ideológica.

Sin embargo, la Secretaría de Desarrollo Sustentable del municipio asegura que inició un programa de regularización de anuncios que afectaron a aquellos colocados por la organización "debido a que no cumplían con el reglamento ni permisos", según publica el Rotativo de Querétaro.

Violación y aborto

Un aborto está justificado cuando que "una mujer actúa por necesidad para preservar su integridad y solucionar un proceso tan traumático como una violación", dijo a BBC Mundo la directora para México de Católicas por el Derecho a Decidir, María Consuelo Mejía.

Pero, según el decano de la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad Pontificia de México, Mario Medina, se trata de una cuestión de interpretación, pues los documentos rectores de la iglesia califican y condenan al aborto como una práctica abominable y digna de excomunión.

No obstante, Medina reconoce algunos de los argumentos de la ONG como válidos en circunstancias específicas.

Son válidos en caso de "ignorancia de violar una ley, o la falta de uso de razón; pero no en defensa propia o por necesidad, como en el caso de violación. El agresor es el violador y no el bebé en su seno", explicó Medina a BBC Mundo.

Ante los señalamientos promovidos por la iglesia, la organización defiende su campaña.

"Nosotras lo que hacemos es difundir el Derecho Católico, no es una interpretación", dijo Consuelo Mejía.

El 82% de mexicanos es católico, según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas, por lo que la organización considera de vital importancia otorgar argumentos a las mujeres.

"Justificado"

Image caption El 55% está en desacuerdo con que el aborto sea tratado desde una perspectiva religiosa.

En México, el 60% de la población aprobaría el aborto en caso de una violación, sugiere una encuesta reciente presentada por la investigadora en temas de género de la Facultad Latinoamérica de Ciencias Sociales, Claudia Dides.

Sin embargo, el mismo porcentaje de entrevistados -60%- cree que las mujeres que abortan ilegalmente deberían ser penadas con cárcel.

Según la autora de ese estudio, este contraste no revela una contradicción, sino una clara diferenciación que los encuestados hacen entre las circunstancias por las que una mujer decide realizar un aborto.

"Los resultados de las encuestas sobre aborto, a secas, pueden parecer conservadores, pero acompañados por violación, incesto, malformación, la aceptación es más favorable", dijo Dides a BBC Mundo.

"El aborto es mirado como un problema personal, primero; luego como uno de valores y principios, luego como derecho humano y al final es religioso", según Dides.

Por ello, asegura Dides, un 55% de los encuestados están en desacuerdo con que el tema del aborto sea tratado a través de una perspectiva religiosa.

Entretanto, la campaña, lanzada en nueve de los 18 estados que han aprobado reformas para penalizar el aborto, se mantendrá hasta finales de junio.

Lea: Estados mexicanos aprobaron leyes antiaborto

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.