Un auto para invidentes

Image caption Sensores láser permiten que el vehículo determine los obstáculos.

Expertos estadounidenses están desarrollando un auto dotado de microcámara, sensores y tecnología láser con el objetivo de que pueda ser conducido por personas invidentes.

Especialistas y estudiantes de la universidad de Virginia Tech trabajan junto a la Federación Nacional del Ciego, de EE.UU., en la creación de un prototipo del vehículo para ser probado públicamente en la carrera automovilística de Daytona Beach, en Florida, en enero próximo.

El carro cuenta con sensores láser que permiten determinar los obstáculos mientras que una especie de chaleco vibrador y guantes indican a los conductores la velocidad y el momento en que deben detenerse.

Igualmente por medio de audífonos se transmiten comandos de voz con instrucciones sobre las maniobras que debe llevar a cabo la persona invidente para conducir el vehículo de manera segura.

La tecnología incoporada en el vehículo incluye el DriveGrip, que posibiilita la utilización de guantes especiales, y el programas AirPix para facilitar la ubicación.

Percepción social

"Estamos explorando áreas que antes se consideraban inexplorables", declaró el presidente de la Federación Nacional del Ciego, Marc Maurer.

En sus palabras, el proyecto está cambiado la percepción social de las personas invidentes.

"Estamos dejando atrás la teoría de que la ceguera elimina la capacidad humana de contribuir con la sociedad", manifestó.

Maurer dijo que él comenzó a pensar en el vehículo hace una década.

"Muchos creían que estaba loco", aseguró.

"Uno no tiene idea, al menos que sea ciego, de la esperanza que este tipo de invenciones da a las personas ciegas", manifestó Holly Case, esposa de un invidente, citada por el sitio electrónico del Virginia Tech.

Ese mismo sitio publica la reacción de Wes Majerus, el primer invidente que manejó uno de los prototipos dentro de la propia universidad, y quien calificó el invento de "un primer gran paso".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.