Convit defiende su "autovacuna" contra el cáncer

Jacinto Convit.
Image caption La autovacuna es individualizada para cada persona, no se puede producir en laboratorio.

Desde que se anunció en Venezuela que el conocido médico Jacinto Convit está trabajando en una "autovacuna" contra el cáncer de mama, estómago y cólon, las reacciones son de dos tipos.

Por un lado, cientos de personas afectadas por la enfermedad acuden al hospital Vargas de Caracas –donde se desarrolla el estudio– con la esperanza de sumar su caso al estudio; de otra parte, científicos y especialistas guardan distancia.

La "autovacuna" es la clave de un tratamiento que busca fortalecer el sistema inmunológico para que identifique y combata el mal. Se elabora con una porción del tumor del afectado, mezclado con la vacuna BCG, que se emplea para prevenir la tuberculosis y es utilizada con éxito en el tratamiento de la lepra y la leishmaniasis, las dos áreas que le han dado fama mundial al doctor Convit.

Pero el historial que respalda al científico no es suficiente para algunos de sus colegas, que critican la falta de información certificada independientemente que rodea el estudio. Señalan además que no se están siguiendo los procedimientos aceptados universalmente. Algunos críticos califican al estudio de "poco serio" e "irresponsable".

BBC Mundo le preguntó al respecto a Jacinto Convit.

¿Cómo va su estudio de la autovacuna contra el cáncer?

Estamos trabajando. Y viendo a los pacientes. Poco a poco.

Algunos especialistas señalan que no está siguiendo protocolos internacionales. ¿Es así?

Este estudio no es nuevo, fue hecho hace mucho tiempo. Y se hizo con pacientes que vinieron por su propia cuenta. No puede haber seguido ciertos protocolos que no estaban vigentes cuando se efectuaron los estudios.

¿Es cierto que no se probó la efectividad de la autovacuna primero en animales?

Sí fue probado en animales experimentales, concretamente cobayos. En ellos se estudiaron los aspectos tóxicos e inflamatorios, y todo salió bien. Una vez que se tuvo ese resultado fue que comenzamos a trabajar con los pacientes.

¿Pero se probó que podía curar el cáncer?

Es una prueba difícil. No es aplicable porque se trata de una autovacuna individual, hecha con el tumor de cada persona. La respuesta en animales es múltiple, mientras que cada persona tiene su respuesta.

Los críticos dicen que su hipótesis no aparece probada en ninguna revista especializada independiente o "arbitrada".

En este momentos estamos preparando un trabajo de cara a la publicación. Todavía tenemos pocos pacientes. Son 18 con cáncer de mama y cuatro o cinco que sufren de estómago o colon, más uno solamente del cerebro.

¿Y cuál es el resultado concreto en esos 18 pacientes?

Los pacientes están indemnes, no se les ve manifestación de la enfermedad, y han manifestado cambios inmunológicos. De entre los dieciocho, todos menos dos: una que sufría además de diabetes, y otra que la recibimos después de que ya se le había aplicado la quimioterapia y la vacuna no funcionó.

Pero se alega que no está demostrado que su terapia sea mejor que la quimioterapia o radioterapia.

La inmunoterapia está tomando la vanguardia en el mundo porque no provoca los efectos secundarios de las otras terapias. En ese sentido, estamos en orden. Muchos vienen porque no quieren aplicarse la quimioterapia, ya que temen al efecto secundario. Pero todavía son relativamente pocos.

¿Cómo califica la reacción que ha tenido hasta ahora de sus colegas de la comunidad médica?

Image caption Muchas personas buscan participar en el estudio de Convit.

He encontrado receptividad de algunos pocos y reticencia de buena parte. Yo lo atribuyo a que son gente que ha trabajado durante muchos años con quimioterapia y radioterapia, y no conocen más que eso. Son reacios a admitir otras posibilidades.

¿Qué responde a quienes dicen que son poco serias e irresponsables las afirmaciones sobre los resultados positivos de su estudio?

Es verdad que no hay otro estudio probado. Pero los resultados han sido buenos. Irresponsable es demasiado hablar, sobre todo porque no estoy persiguiendo absolutamente nada, ni económico ni nada. Estamos haciendo esto sin costo alguno. Ni creo que pueda servir para hacer dinero, porque la autovacuna es individualizada para cada persona, no se puede producir en laboratorio.

Contenido relacionado