Google dejará de vender el teléfono Nexus One

Nexus One de Google
Image caption Google ya no venderá su teléfono Nexus One.

Casi siete meses después de lanzarlo al mercado, Google anunció que recibió el último lote de su teléfono inteligente, Nexus One, y que una vez que agote dichas unidades dejará de vender el dispositivo.

La empresa de internet cerrará su tienda en línea en los próximos días y el aparato sólo podrá adquirirse a través de algunos operadores de telefonía celular. Hasta el momento sólo Vodafone en Europa y Australia y KT en Corea del Sur tienen el teléfono en su inventario.

Google aseguró que continuará dando soporte técnico a los dueños del dispositivo y que sólo venderá el teléfono a quienes desarrollan aplicaciones para su sistema operativo Android y estén interesados en adquirirlo.

La caída del telón para el Nexus One podría significar la salida del gigante de internet del negocio de fabricación de teléfonos inteligentes.

Hace unos días Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google, aseguró que en un principio lo único que buscaban con el Nexus One era ayudar a posicionar a Android en el mercado.

En una entrevista con el diario británico The Telegraph, Schmidt aseguró: "Hace un año y medio la idea era crear el Nexus One para tratar de empujar hacia adelante el negocio de la fabricación de teléfonos celulares. Claramente lo logramos. Fue tan exitoso que no tuvimos que fabricar un segundo teléfono. Nosotros evaluamos lo que hicimos como algo positivo, pero recibimos críticas muy duras. Llamé a una junta de consejo y dije: 'Funcionó. Felicitaciones. Ahora vamos a dejar de hacer el teléfono'".

Las palabras de Schmidt parecen sugerir que Google dejará de fabricar teléfonos y sólo se dedicará a mejorar Android, el sistema operativo, que ya forma parte de decenas de dispositivos inteligentes en el mundo.

La tienda fracasó

Se sabía de antemano que el buscador cerraría su tienda en internet, pero ante la falta de acuerdos con operadores en Estados Unidos y otros países para vender el teléfono, se estima que el Nexus One será descontinuado.

La compañía había asegurado que su tienda en la red no había estado a la altura de sus expectativas.

Image caption HTC lanzó al mercado el HTC Desire, un teléfono casi idéntico al que la empresa fabricó para Google.

El vicepresidente de ingeniería de Google, Andy Rubin, dijo que estaba "claro que a muchos clientes les gusta la experiencia de tenerlo en sus manos antes de comprar un teléfono".

Cuando la empresa abrió su tienda en enero, la estrategia fue vista como innovadora. Muchos analistas estimaron que Google intentaba deshacerse de intermediarios y algunos sugirieron que otras empresas podrían seguir los mismos pasos.

Sin embargo, cuando la compañía cambió de decisión, el analista financiero de BGC, Colin Gillis, explicó a la BBC: "Es claro que decidieron dejar de intentar revolucionar el método por el cual adquirimos nuestros teléfonos inteligentes".

El Nexus One, construido en asociación con el fabricante taiwanés HTC, es delgado, de pantalla táctil y utiliza el sistema operativo Android de Google. Pero a las pocas semanas de su lanzamiento HTC fabricó un teléfono casi idéntico -también con Android- llamado Desire que ha tenido altas ventas en varios países y ha sido blanco de elogios.

Por su parte, el Nexus One fue recibido con críticas luego de que sus usuarios no tuvieran claro quién debía responder las dudas sobre su uso.

Como explicó en su momento el especialista en tecnología de BBC Mundo, David Cuen, las quejas no estaban relacionadas "con el funcionamiento del teléfono, sino con la falta de soporte técnico por vía telefónica".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.