China intenta contener derrame de crudo en el Mar Amarillo

Barcos intentan retirar recoger el crudo
Image caption Una veintena de barcos intentan retirar la mancha, según la prensa china.

China intenta controlar un vertido de unas 1.500 toneladas de petróleo en el Mar Amarillo ocasionado por la explosión de dos oleoductos cerca del puerto de Dalian, en el norte del país.

Según la prensa china, el accidente -que no ocasionó víctimas- se registró tras una explosión en un oleoducto cercano al puerto, la cual ocasionó un incendio cuyas llamas se propagaron a otras instalaciones.

Como resultado se originó un derrame que abarca entre 50 y 100 kilómetros cuadrados, y que las autoridades se empeñan en controlar, de acuerdo con fuentes oficiales.

Los medios de prensa chinos aseguran que más de una veintena de barcos han logrado retirar unas 50 toneladas de petróleo y que se han desplegado siete kilómetros de redes para cercar la mancha.

El departamento de Protección Medioambiental de Dalian, mientras, colocó una treintena de recolectores para verificar que la contaminación no se expanda a zonas turísticas cercanas, según las mismas fuentes.

"Todo lo posible"

Los oleoductos afectados son propiedad del gigante estatal China National Petroleum Corporation (CNPC, por sus siglas en inglés), el mayor productor asiático de petróleo y gas en cuanto a volumen.

Image caption Las llamas se extendieron de un oleoducto a otro.

Las investigaciones comenzaron pero las causas del incidente no han sido determinadas hasta el momento, señaló Sun Benqiang, subdirector del departamento municipal de seguridad laboral, citado por el Diario del Pueblo

CNPC prometió "hacer todo lo posible" para reducir las repercusiones del vertido, e informó que las válvulas de los oleoductos están cerradas por lo que no se registran escapes.

Agencias de noticias recuerdan que los vertidos de crudo, aunque de volúmenes reducidos, no son raros en uno de los países más contaminados del mundo debido a una veloz industrialización.

En mayo pasado un oleoducto de la empresa Sinopec vertió cerca de 250 toneladas de petróleo en la provincia de Shandong, y en enero, una fuga en una instalación de CNPC contaminó varios kilómetros del río Wei, en la provincia de Shaanxi.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.