La degradación de los bosques ocurre en "olas"

Deforestación
Image caption Los árboles que se talan primero son aquellos de mayor valor comercial.

Un equipo internacional de investigadores desarrolló un modelo que indica que la degradación de los bosques tropicales ocurre en una serie de olas.

Los árboles de más valor se talan primero, luego le siguen aquellos cuyo valor es menor y por último se cortan los que se utilizan como carbón.

El equipo espera que este modelo permita manejar mejor los bosques que son vitales para el almacenamiento de carbono y también frenar la pérdida de biodiversidad.

Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Los investigadores utilizaron una teoría económica para crear un modelo general para predecir patrones en la pérdida de árboles.

"Esto nos permite decir que las olas de degradación de los bosques son generadas por los grandes centros de demanda y se expanden a los bosques cercanos, buscando recursos naturales en secuencia, empezando primero por los más valiosos", afirma el equipo.

El equipo utilizó datos recolectados en los alrededores de Dar es Salaam, la ciudad más grande de Tanzania, para analizar cómo las olas de degradación se habían movido entre 1991 y 2005.

Una, dos y tres

"La primera ola consiste en madera de alta calidad, que se utiliza para exportaciones", explicó la coautora del estudio, Antje Ahrends, una ecologista del Jardín Botánico Real de Edimburgo, en Escocia.

"Ha habido una demanda masiva de madera buena de China, que es el lugar a donde va a parar la mayor parte", añade.

Ahrends señala que la primera ola se expandió rápidamente fuera de Dar es Salaam, a un promedio de nueve kilómetros por año, porque "las compañías maderas tienen camiones y mucha gente trabajando para ellos".

"Para las empresas, vale la pena quedarse en un bosque cuando se puede acceder fácilmente a la madera", le dijo la investigadora a la BBC.

"Cuando ya no es tan fácil conseguir el resto, las empresas se trasladan".

La segunda ola está formada por árboles de un valor medio, que se utilizan generalmente en la construcción en las ciudades.

Image caption Dar es Salaaam está creciendo muy rápido y necesita madera para la construcción.

"Se está expandiendo muy rápido, siguiendo la tendencia de la migración urbana. La ciudad crece a un promedio de 7% al año, por eso, hay una demanda creciente de este material", explica Ahrends.

La tercera y última ola está vinculada a los residentes locales que buscan leña para cocinar.

"Es la más destructiva de todas, porque quienes utilizan leña juntan de todo".

Según la científica, estas personas sólo se trasladan cuando ya no quedan árboles para talar en el bosque, por esta razón, se mueven relativamente más lento: de 20 km. en las afueras de Dar es Salaam en 1991 a 50 Km. en 2005.

"Es la más difícil de frenar porque son personas muy pobres las que utilizan leña y su subsistencia depende de ella".

Degradación vs. deforestación

El equipo también diseñó el modelo de modo que pueda registrar el impacto de la degradación forestal en los servicios públicos como el almacenamiento de carbono y la biodiversidad.

Los científicos registraron qué especies de árboles se hallaban en cada área en particular, y el tamaño de cada árbol.

"Esto nos permitió luego calcular la riqueza de cada especie y la cantidad de carbono que almacenaban esos árboles", dijo Ahrends.

En opinión de la investigadora, este modelo puede aplicarse al estudio del impacto de la degradación forestal de otras naciones de África Sub-sahariana, debido a que allí "las condiciones son muy similares: altos niveles de corrupción, falta de control y crecimiento rápido de la urbanización".

"Si bien hay mucho conocimiento sobre la deforestación -la limpieza completa de un bosque- no sabemos tanto cómo medir la degradación".

"Con este simple modelo podemos tener un entendimiento básico de cómo se propaga la degradación, lo cual nos permitiría hacer algún tipo de predicción de hacia dónde y por cuánto se extenderá", concluyó Ahrends.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.