El gobierno argentino habla por Twitter

Twitter de Anibal Fernández
Image caption Twitter adquirió gran popularidad entre los funcionarios del gobierno argentino.

Desde que la red social Twitter lanzó su versión en español en noviembre de 2009, los famosos mensajes de 140 caracteres, conocidos como tweets, se propagaron de forma casi viral en Argentina y llegaron a la primera plana del gobierno nacional.

Según la consultora comScore, en Argentina unas 400.000 personas son usuarias del servicio de microblogging. Pero lo que más llama la atención en el país sudamericano es la popularidad que adquirió el Twitter entre los funcionarios.

Uno de los twitteros más prolíficos es el canciller Héctor Timerman, quien utiliza el servicio para brindar información oficial sobre su cartera.

Este formato fue el que eligió el máximo representante de la diplomacia argentina para dar a conocer detalles de las negociaciones que llevó a cabo con la cancillería uruguaya en torno al largo diferendo que mantienen ambos países por el funcionamiento de las plantas de celulosa en la zona limítrofe.

"Doy entrevistas, atiendo el teléfono, pero me parece importante que la gente conozca de manera directa mi versión de los hechos", explicó el ministro, que tiene unos 10.000 seguidores en Twitter.

Pero, además de informar, Timerman también utiliza ese medio para polemizar con opositores y periodistas.

Gobierno twittero

Image caption Héctor Timerman utiliza el servicio para brindar información oficial sobre su cartera.

Un caso similar es el de Aníbal Fernández, el jefe de Gabinete y vocero extraoficial de la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.

Fernández, con unos 37.000 seguidores en la red social, tiende a enfrentarse por este medio con quienes escriben de forma crítica sobre el gobierno.

La presencia online del ministro no se limita al Twitter: la principal voz del gobierno también participa en reuniones de bloggeros e incentiva el uso de estas nuevas herramientas para apoyar la gestión kirchnerista.

Lo curioso del caso es que, hasta la aparición del formato blog, se sabía muy poco sobre el parecer de estos funcionarios. Al igual que ocurre con el resto de los integrantes del gobierno nacional, es inusual que Fernández o Timerman concedan entrevistas a la prensa.

Contra Clarín

Los esporádicos contactos con los medios se han limitado principalmente a las conferencias de prensa, encuentros grupales que se realizan para hacer anuncios oficiales, y en los que -muchas veces- no permiten las preguntas abiertas por parte de los periodistas.

Image caption El gobierno argentino mantiene un enfrentamiento con el grupo Clarín.

Según los observadores, el fenómeno se inscribe en el contexto de la pelea que mantienen la presidenta Fernández y su marido, el ex mandatario Néstor Kirchner (2003-2007), con el principal multimedios del país, el grupo Clarín.

La crisis del campo, que paralizó al país por varios meses en 2008, ahondó la brecha entre la prensa y Kirchner, que desde el comienzo de su gestión ya había mostrado su aversión a hablar con los medios.

El periodista Joe Goldman, corresponsal en Buenos Aires de la cadena estadounidense ABC, opinó, ante la consulta de BBC Mundo, que "la inhabilidad de los Kirchner para comunicar efectivamente sus éxitos" es uno de sus principales defectos.

Contacto directo

Para los funcionarios adeptos a Twitter, como Timerman y Fernández, el uso de esta tecnología les permite justamente dar a conocer sus logros sin necesidad de intermediarios (sobre todo los críticos).

Image caption Hugo Chávez es el líder de habla hispana con más seguidores en Twitter.

Algo parecido ocurre en Venezuela, donde el presidente Hugo Chávez –el líder de habla hispana con más seguidores en Twitter- también está enfrentado con algunos medios y utiliza la red como un "arma de la revolución" bolivariana.

Lea: Chávez ya es número uno en Twitter

Para el canciller argentino, quien también trabajó en los medios y es hijo de un famoso periodista -el fallecido Jacobo Timerman- la red social pregona una nueva forma de comunicación que será ubicua dentro de poco tiempo.

"En diez años, Twitter va a ser tan común como la radio lo fue cuando se empezó a usar de forma masiva", aseguró.

¿Frívolo?

Sin embargo, algunos críticos de los microblogs consideran que su limitada extensión y su uso extendido para comunicar asuntos frívolos le restan peso al medio.

Esteban Bianchi, un blogger argentino que se considera adicto a los tweets, afirma que si bien muchos de los usuarios escriben sobre cosas superfluas, para los políticos es una valiosa herramienta, que les permite dar a conocer su punto de vista "sin el riesgo de que sus palabras sean tergiversadas".

"Por un lado, su formato hace que muchas veces se publiquen cosas sin pensarlo demasiado, lo cual puede ser peligroso. Pero, por otra parte, permite conocer una versión menos filtrada y editada de lo que están pensando nuestros líderes", le dijo a BBC Mundo.

Para Bianchi, el uso de Twitter y otras redes sociales crecerá exponencialmente en el país en 2011, cuando se lleven a cabo las elecciones presidenciales.

"Es un medio hecho a medida de los políticos", afirma.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.