Los trapos "sucios" de los restaurantes

Trapo
Image caption Los establecimientos inspeccionados satisfacían requerimientos complejos y no lavaban los trapos.

Los trapos que se utilizan en restaurantes y locales de comida rápida son refugio de bacterias desagradables y peligrosas, advirtieron las autoridades sanitarias británicas.

La Agencia de Protección de la Salud (HPA, por sus siglas en inglés) visitó 120 cocinas en el noreste de Inglaterra y concluyó que el 56% de los trapos utilizados se encontraban en condiciones inaceptables.

La suciedad incluía bacterias de heces e incluso microorganismos peligrosos como la listeria.

Un experto en salud medioambiental señaló que "de pura suerte" los clientes se han salvado de enfermedades.

Opine: ¿sacando los trapos sucios?

Los trapos podrán servir para quitar comida de distintas superficies, pero tienden a conservar parte de ella incluso cuando se los enjuaga. Eso los convierte en un caldo de cultivo ideal para todo tipo de bacterias.

Las bacterias se desparraman luego por la superficie que se "limpie" a continuación.

"Inaceptable"

La recomendación habitual para los restaurantes es que se usen trapos desechables, y que se los descarte con frecuencia, así como utilizar trapos diferentes para las superficies que están en contacto con carne cruda.

El equipo de HPA examinó un total de 133 trapos y descubrió que 86 de ellos arrastraban bacteria fecal, 21 tenían E. coli, seis estaban infectados de estafilococo dorado y cinco tenía listeria.

Aunque no es seguro si las cepas de E. coli halladas eran lo suficientemente dañinas como para enfermar a un comensal, los trapos con estafilococo dorado y listeria sí caían en la categoría de "peligrosos" para la salud, especialmente para los ancianos y los niños.

Varios de los restaurantes investigados además fueron pobremente puntuados en prácticas de higiene, y 24 de los trapos estaban siendo utilizados en superficies donde se procesaba carne y comida para llevar.

Apenas un tercio de los comercios examinados utilizaba trapos desechables; el resto, reutilizaba los mismos, y de este total, en un 15% de los establecimientos no se sabía con certeza con qué frecuencia se cambiaban.

Problemas

El Dr. John Pigott, del laboratorio de HPA en la ciudad de Leeds, explicó que a todos los restaurantes inspeccionados se les hicieron recomendaciones. También aseguró que volvería a visitarlos para comprobar que sus condiciones hayan mejorado.

"Aunque muchos desinfectaban sus trapos con hipoclorito u otros productos, la inmersión no quita los restos de comida donde crecen las bacterias", agregó.

El también médico Paul Cosford, de la HPA, añadió que "los hallazgos revelan problemas que tienen origen en malas prácticas de higiene".

"La exposición a estas bacterias peligrosas puede provocar envenenamiento o indigestión, que es algo desagradable para la mayoría pero que además para algunos -como los más pequeños, los muy mayores y las mujeres embarazadas- puede tener consecuencias serias", dijo.

Jenny Morris, encargada de políticas del Instituto de Salud Medioambiental, dijo que muchos restaurantes y locales de comida rápida estaban cumpliendo requerimientos de higiene complejos, y sin embargo fallaban en cuestiones simples, como limpiar los trapos.

El problema es que si fallan en lo básico, explica, "libran al azar que suceda algo malo a tus clientes".

Y usted: ¿saca los trapos sucios?

Contenido relacionado