Vinculan virus a la obesidad infantil

Ciertos tipos de obesidad infantil podrían estar asociados a un virus que causa infecciones respiratorias, según una nueva investigación.

Image caption El estudio vincula a la obesidad infantil con un virus respiratorio.

Los científicos de la Universidad de California, en San Diego, Estados Unidos, encontraron que los niños obesos que tienen anticuerpos específicos de un tipo de virus, pesaban 15,8 kilos más que los niños que no lo tienen.

No es la primera vez que se asocia un virus a la obesidad.

Estudios previos con animales también han encontrado esta asociación, pero los resultados han sido ampliamente disputados.

Estas investigaciones mostraron que pollos o ratones a los cuales se inyectó dicho virus habían aumentado de peso significativamente.

Otros estudios también han revelado en el pasado un vínculo entre el adenovirus 36 (AD36) y la obesidad en humanos adultos.

Pero hasta ahora se desconoce cómo infecta a la gente el AD36 y por qué afecta de distinta forma a los seres humanos.

Existen unas 55 variedades de adenovirus, que son responsables de cerca del 10% de los resfriados comunes y de las infecciones estomacales e intestinales que suelen afectar a los niños.

El nuevo estudio se centró en sólo una de estas cepas, la misma que había sido previamente asociada a la obesidad en animales y adultos humanos.

Anticuerpos

En el estudio de la Universidad de California participaron 124 niños de entre 8 y 18 años de edad, la mitad de los cuales fueron considerados obesos en base a su Índice de Masa Corporal.

Los científicos encontraron anticuerpos del AD36 en 19 de los niños, 15 de los cuales pertenecían al grupo de obesos.

Dentro de este grupo de niños obesos, los que mostraban evidencia de haber estado contagiados con el AD36 pesaban en promedio 15,8 kilos más que los niños obesos que no tenían anticuerpos del AD36, afirman los científicos.

Image caption La obesidad infantil se ha triplicado en los últimos 30 años.

Jeffrey Schwimmer, principal investigador y profesor de pediatría clínica de la Escuela de Medicina de la Universidad de California, afirma que espera que esta investigación cambie la actitud hacia las personas obesas.

"La obesidad infantil se ha triplicado en los últimos 30 años. Y hasta ahora no se ha podido comprobar cuál es la causa de este enorme aumento".

"Mucha gente cree que la obesidad es culpa del individuo obeso o de sus padres o su familia" expresa el investigador.

"Este trabajo ayuda a comprender que el peso corporal es más complicado de lo que pensamos", agrega.

"Y es tiempo de que dejemos de buscar culpables y que empecemos a desarrollar un nivel de entendimiento que apoye los esfuerzos tanto de prevención como de tratamiento".

"Estos datos fortalecen el concepto de que una infección puede ser la causa o un contribuyente de la obesidad" señala el científico.

Otros expertos afirman, sin embargo, que todavía se necesitan muchas más investigaciones para comprobar esta teoría.

Julian Hamilton-Shiel, experto en diabetes y profesor de endocrinología metabólica de la Escuela de Ciencias Clínicas de la Universidad de Bristol, Inglaterra, cree que éste "es un estudio interesante, aunque pequeño y no es definitivo".

"No muestra una causa, sólo una asociación".

"Por ejemplo, podría ser que la gente obesa esté en mayor riesgo de contagiarse con el AD36".

"Sin embargo, el estudio ofrece evidencia que responde a los argumentos de que el AD36 podía estar implicado de alguna forma en la obesidad infantil", señala el experto.

La investigación aparece publicada en la revista Pediatrics.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.