Prohíben insultos y porno en Culiacán

La próxima vez que quiera gritarle un improperio a otra persona, mejor piénselo dos veces. Eso, al menos, si está en Culiacán, la capital del estado de Sinaloa, en el noroeste de México.

Image caption Culiacán se encuentra en uno de los estados más violentos de México.

Esta semana entró en vigencia el nuevo Bando de Policía y Buen Gobierno que contempla sanciones para quienes emitan ofensas verbales y permitan que menores de edad accedan a material pornográfico en ciber cafés.

"El objetivo es lograr la sana convivencia entre los ciudadanos. Esta normativa busca persuadir, más que sancionar", dijo Jesús Ramón Soto González, director de Normatividad y Actualización Legislativa del Ayuntamiento de Culiacán, en conversación con BBC Mundo.

La prensa mexicana publicó que la nueva regulación incluye la prohibición de los piropos, algo que fue desmentido por el municipio.

"Los piropos no están tipificados de ninguna manera en el Bando de Policía. Es decir, puedo asegurarle que los piropos no están prohibidos en Culiacán", dijo Soto.

Opine: ¿lindo piropo o terrible insulto?

Las sanciones

¿Pero dónde está la línea que separa un piropo de una agresión verbal?, le preguntó BBC Mundo a Soto.

Bueno, creo que todos sabemos cuando una expresión es agradable y cuando no lo es.

¿Pero si hay divergencia de opiniones quién decide si la expresión emitida fue un halago o una ofensa?

Primero interviene el agente policial cuando hay flagrancia, es decir cuando el agente constata con sus sentidos la ofensa. El otro camino es que alguien realice una denuncia y se haga una investigación. Pero los que tienen que decidir finalmente son los jueces.

¿Y a qué tipo de penas se exponen los agresores?

Si hay una agresión verbal, la multa puede llegar hasta 20 salarios mínimos.

¿Y en el caso de los café internet?

Ahí la sanción es para los dueños, no para el observador. Se exponen a una multa de entre 5 y 30 salarios mínimos para el que ofrece el servicio de páginas pornográficas a menores de edad.

Lea: Culiacán con ojos colombianos

Regular en medio de la violencia

Image caption Culiacán es la capital del estado de Sinaloa, uno de los estados más violentos del país.

La regulación también prohíbe que los habitantes arrojen basura en la vía pública, no pinten las fachadas de sus hogares, molesten con ruido a sus vecinos o hagan llamadas injustificadas a los servicios de emergencia, entre otras conductas.

Por otro lado incluye sanciones a los adultos que dejen a niños menores de 12 años en el interior de automóviles estacionados en la vía pública.

La nueva normativa entró en vigor en uno de los estados más violentos del país, lugar de origen del Cartel de Sinaloa, organización liderada por el "Chapo" Guzmán, uno de los hombres más ricos del planeta según la revista Forbes.

Pero el municipio de Culiacán no es el único lugar en México donde las autoridades intentan regular la conducta de sus habitantes en las calles con prohibiciones que generan titulares en la prensa.

En enero se produjo una polémica a nivel nacional luego que el ayuntamiento de Guanajuato decidiera prohibir los besos en la vía pública.

Tal fue el nivel de oposición que provocó la medida, que finalmente terminó siendo removida del Bando de Policía.

Pero no sólo eso. Tras la controversia, el alcalde decidió nombrar a Guanajuato como "la capital del beso", para revertir la fuerte oposición que se había generado en su contra.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.