Se abarató el sexo

La decisión de un prostíbulo de Berlín de ofrecer momentos de diversión con "tarifa fija" para adecuarse a la actual recesión económica se ha topado con las objeciones de los defensores de las profesionales del sexo. "Sexo con todas nuestras modelos, tanto y tan seguido como quieras, en las posiciones y variaciones que quieras, con todas las que quieras a la vez", señala el anuncio del Pussy Club de Berlín.

Image caption Los defensores de las trabajadoras sexuales se oponen a la "tarifa fija".

Además de las prestaciones sexuales ilimitadas, lo novedoso es que la oferta incluye "shows, bebidas refrescantes y alcohólicas, bufé , todo tanto como quieras, todo por un precio único: 70 euros (US$95)".

La tarifa parece ser irresistible, pero pocos estarán en condiciones de sacarle provecho.

Un "modelo matemático" improvisado por un popular diario local de Berlín concluye que los precios de la "tarifa fija" permiten ahorrar aproximadamente U$312 por visita, aunque asume algo acrobáticos rendimientos masculinos, afirma Patricia, la propietaria del establecimiento que no quiso dar su apellido.

"A los hombres les encanta sobreestimarse", señaló a la BBC Mundo con voz suave.

"Muy pocos pueden tener más de dos relaciones sexuales seguidas. En un prostíbulo normal, un encuentro sexual cuesta unos US$40, por dos son US$80", agregó.

Lea: Fiestas "rosa" para los desempleados

Salas adicionales

Patricia no abundó en detalles sobre cómo la crisis económica estaría afectando el rendimiento de su negocio, pero sostiene que el cambio de tarifas le ha obligado a abrir ocho salas adicionales para atender a los clientes. Como en todas las ofertas, el secreto está en la letra chica.

Image caption "El sexo barato es una consecuencia de la pauperización social de Berlín

Los atendimientos con tarifa fija se limitan a los horarios de diez de la mañana a las cuatro de la tarde y los fines de semana desde las once de la mañana a las cinco de la tarde.

Fuera de esos horarios el costo sube a unos US$135 para la tarifa fija vespertina.

Los defensores de los derechos de las trabajadoras sexuales sostienen que con o sin recesión no es justo convertir a las trabajadores sexuales en una "variable de ajuste" frente a la recesión.

"El sexo barato es una consecuencia de la pauperización social de Berlín; cuanto más pobres se vuelven los clientes, más bajan los burdeles sus precios, a costa de las mujeres", señaló a BBC Mundo la portavoz de la asociación Hydra de apoyo a prostitutas en Berlín, Marion Detlef.

Salud de las prostitutas

Algunos políticos han indicado que tarifas de este tipo tienden a arruinar la salud de las prostitutas. La aparición de otros clubes con ofertas semejantes ha hecho que representantes del Partido Verde pidan que la "tarifa fija" sexual sea prohibida.

Image caption La oferta especial sólo es válida en horarios diurnos.

"La oferta es menos que inmoral, es completamente absurda", declaró a BBC Mundo la portavoz de política de la mujer del Partido Verde de Alemania, Anja Kofbinger.

"Si el cliente se encierra cinco veces con una mujer en un dormitorio, pagando para eso sólo 70 euros, la mujer apenas gana algo. Sólo gana el club, pero no la mujer", agregó.

La prostitución fue legalmente reconocida como profesión en Alemania en 2001.

La asociación Hydra calcula que en Alemania aproximadamente 400.000 mujeres se ganan la vida parcial o totalmente con la prostitución.

Alrededor del 50% de las prostitutas en Alemania son extranjeras, según Hydra, principalmente del este europeo, Tailandia y África.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.