Copia ilegal de "X-Men", un "crimen"

X-Men
Image caption Jackman interpreta a Wolverine en "X-Men".

El protagonista de la película "X-Men Origins", Hugh Jackman, calificó de "crimen serio" la filtración del nuevo film de la saga sobre seres humanos mutantes un mes antes de su estreno.

La semana pasada, una versión inconclusa de la cinta fue bajada unas 100.000 veces de portales de intercambio de archivos, en un hecho que está siendo investigado.

El actor australiano dijo que la divulgación indebida de la película le "rompió el corazón" y que el contenido filtrado parecía una "Ferrari sin pintura".

Jackman hizo estas declaraciones mientras promocionaba el nuevo film de los X-Men en la bahía Sydney, donde hizo una entrada espectacular colgando de un helicóptero.

La estrella estuvo presente en la exhibición de 20 minutos de la película terminada ante 600 fanáticos en el sitio donde se rodó gran parte de la cinta.

"Mucho pesar"

Jackman afirmó que, a pesar de la "decepcionante" filtración, habría un gran interés en el estreno de "X-Men Origins" a fines de este mes.

"No hay duda de que esta situación nos causa mucho pesar. La gente está viendo una versión incompleta del film", añadió.

El actor, que presentó la ceremonia de los Oscar este año, realiza una gira mundial para promocionar la película, que se centra en la historia de su personaje, Wolverine.

La copia ilegal de la cinta está siendo analizada por el FBI, lo que podría derivar en un proceso penal contra los supuestos responsables de la filtración.

La versión incompleta no contiene efectos especiales y con frecuencia muestra fondos verdes y cables que sujetan a los actores.

Un periodista de la cadena Fox News, Roger Friedman, fue despedido a principios de esta semana por escribir una crítica de la película tras haber bajado de Internet la versión ilegal de la cinta.

En su artículo, Friedman dijo -en broma- que podría ver otras películas utilizando el mismo método.

Fox News calificó la conducta de su ahora ex empleado como "reprochable".

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.