Cabrera gana Masters de Augusta

El golfista argentino, Ángel Cabrera, conquistó este domingo el primer campeonato "major" del año, al ganar el Masters de Augusta, en Estados Unidos en un desempate épico.

Image caption Cabrera celebra la victoria con la Chaqueta Verde que le toca a los campeones de torneos Masters.

Cabrera venció a dos jugadores estadounidenses, Kenny Perry y Chad Campbell, tras dos hoyos de desempate. Los tres habían terminado los 72 hoyos con idéntico número de golpes: 276, para 12 bajo par.

El argentino, de 39 años, se convierte en el primer golfista suramericano que conquista un torneo Masters. Ya en 2007 había ganado el Open de Estados Unidos.

Ahora le toca llevar la Chaqueta Verde de los ganadores de los torneos Masters de Golf.

"Este es el momento más feliz de mi vida en el golf. Roberto de Vicenzo, cuando gané el Open USA, me dio una foto con el saco verde y me dijo que algún día sería mía", comentó el jugador ante la televisión estadounidense.

Lea: La increíble historia del Pato

Vibrante final

Durante el desempate, el argentino realizó un buen tiro para acercarse al segundo hoyo y concretó dos buenos putts. En el hoyo 10, Cabrera levantó el puño con fuerza para celebrar su triunfo.

David Ornstein, de la BBC, indicó que Cabrera "contribuyó a ofrecer un vibrante final a un sensacional día de golf que más temprano había estado dominado por los número uno y dos del mundo, Tiger Wodds y Phil Mickelson".

Los estadounidenses, compartiendo juntos la ronda final, iniciaron la jornada a siete golpes de la cabeza, pero Woods se tuvo que conformar con un sexto puesto después de cometer dos bogeys sobre el final y Mickelson cerró su actuación con una buena última ronda de 67 tiros para finalizar en quinto lugar.

"El día pertenecía a Cabrera, quien como número 69 en el mundo, se convierte en el campeón de un Masters de menor rango desde que empezaron a clasificarse los jugadores en 1986", agregó Ornstein.

"Este momento, y el triunfo en Oakmont (Open USA) son los mejores momentos de mi vida", exclamó Cabrera. "Es increíble. Aún no lo puedo creer".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.