Media compensación por mordida de oso

Un hombre en Argentina recibirá una indemnización por haber sido mordido por un oso durante una visita a un zoológico. Sin embargo la víctima deberá renunciar al 60% de la compensación ya que fue su "conducta imprudente" la que causó el incidente.

Image caption La osa podía sacar el hocico y la garra por entre los barrotes.

Así lo determinó la Suprema Corte de Buenos Aires, que dictaminó que la Municipalidad de La Plata deberá pagarle a Fernando Martín Galarce el 40% de su indemnización, luego de que éste fuera atacado por una osa tibetana en el zoo de esa ciudad.

El monto de la compensación total deberá ser establecido por el tribunal donde inició la causa.

El ataque ocurrió en 1998, cuando Galarce, un abogado que ahora tiene 57 años, visitó el zoológico de La Plata con su familia.

Según los detalles del caso, el hombre se acercó a la jaula de Telly, una osa que pesaba 200 kilos y llevaba más de 20 años de cautiverio.

Cuando quiso acercarle un pedazo de comida al animal, ésta le lanzó un zarpazo y tras atraparlo con sus garras, le mordió la mando derecha.

De acuerdo con el informe médico, el abogado perdió el dedo índice y sufrió graves daños en el dorso de la mano y parte del antebrazo.

"Provocación"

En su dictamen, el tribunal consideró que "no resultaron suficientes las medidas precautorias adoptadas" por el zoológico.

En ese sentido, los jueces constataron que "la osa podía sacar sus brazos y su hocico por los barrotes" y que "una distancia menor a 1,75 metros permitía el contacto del animal con los brazos extendidos".

A pesar de que en el zoo está prohibido darle de comer a los animales, los magistrados afirmaron que "no se ha probado que el único cartel de alerta podía ser visualizado desde cualquier punto de la valla".

Sin embargo la Corte también responsabilizó a Galarce, señalando que "con su conducta imprudente de acercarse al animal para darle alimento ha contribuido notablemente a la provocación del daño".

Es por eso que el abogado deberá renunciar al 60% de la indemnización que se le atribuya.

En tanto Telly, la osa tibetana en el centro de la polémica -a la que los jueces describieron como "un animal feroz y esencialmente peligroso"- no llegó a ver la conclusión del juicio, ya que según el zoológico, falleció hace tres años.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.