China inaugura un museo del espionaje

Museo de espionaje en China
Image caption El museo sólo está abierto para los ciudadanos chinos.

China inauguró un museo en la ciudad de Nanjing, en el este del país, dedicado a la historia del espionaje.

El acceso al Centro de Educación de Seguridad Nacional Jiangsu es gratuito, pero los únicos que pueden ingresar son los ciudadanos chinos.

Los extranjeros no tienen permiso para visitar la exhibición, que cubre la historia del espionaje chino desde principios del siglo XX.

Una sección rinde tributo a las tácticas guerrilleras utilizadas por los miembros del partido comunista para combatir a sus enemigos nacionalistas durante la guerra civil china.

Otras galerías destacan los métodos utilizados para prevenir ataques contra el partido comunista una vez que llegó al poder.

Cigarrillos que matan

En el mundo del espionaje contemporáneo algunos de los objetos presentes en el museo pueden parecer curiosos

Entre ellos figuran pequeñas pistolas camufladas como lápices de labios o cigarrillos, monedas huecas donde se escondían documentos y mapas en forma de barajas.

Cuando se les preguntó a los directivos del museo por qué se prohíbe el ingreso de extranjeros, la respuesta fue contundente y clara: la información de la exposición concierne a la seguridad nacional y éste es un tema demasiado delicado como para que lo vean los extranjeros.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.