Campaña antidroga en el jardín de infantes

Campaña antidroga en escuelas en Chile
Image caption Los cortos de animación muestran las andanzas de un grupo de vegetales de la huerta.

Un champiñón que baila le ofrece a sus amigos de la huerta una poción mágica para "olvidar los problemas" y "ser feliz para siempre". Y las verduras animadas dicen "no".

La historia es parte de una pieza audiovisual diseñada por el gobierno de Chile para prevenir el consumo de drogas...en niños de entre 3 y 6 años.

Con una serie de ocho cuentos animados, las autoridades buscan desarrollar hábitos preventivos en edades tempranas, y fomentar el diálogo sobre el consumo de sustancias ya desde el jardín de infantes.

"Es un programa continuo para todo el ciclo escolar, desde el jardín a la educación media. Lo que tratamos es de inculcar la preferencia por la vida sana, y reforzar la autoestima y la seguridad para que los niños el día de mañana puedan rechazar ofertas que no consideren apropiadas para su desarrollo", le explica a BBC Mundo María Teresa Chadwick, secretaria ejecutiva del Consejo Nacional para el Control de Estupefacientes (Conace), a cargo del proyecto.

La iniciativa, llamada "En busca del tesoro", está en marcha desde 2003, pero ahora han agregado la campaña audiovisual para niños de preescolar.

Pesares cotidianos

Los cortos de animación muestran las andanzas de ungrupo de vegetales de la huerta, que reproducen situaciones y sensaciones a las que los menores deben enfrentarse a diario: desde celos y competencia, a miedos, secretos y frustraciones.

Las verduras dotadas de vida también hacen referencia a las diferencias físicas y a las burlas que son moneda corriente en las aulas, para enseñar el respeto ante las capacidades diferentes y promover la libertad de elección.

"No hablamos directamente de drogas en esta etapa de la formación, sino que tratamos de fomentar la elección de un estilo de vida...aunque uno a veces se sorprende de lo mucho que ya conocen los niños a través de los medios de comunicación", revela Chadwick a BBC Mundo.

Desde temprano

Image caption La iniciativa, llamada "En busca del tesoro", está en marcha desde 2003.

La prevención temprana es, de esta manera, un nuevo foco de las campañas educativas antidrogas en el país andino.

Mientras que hasta hace una década los esfuerzos de concientización se orientaban sólo a los grupos de riego -adolescentes y adultos en general-ahora las nuevas tendencias en psicopedagogía señalan que es conveniente extenderlos a los primeros años de formación escolar.

Por esta iniciativa, todos las instituciones asociadas a la Junta Nacional de Jardines de Infantes de Chile recibirán el material audiovisual, producido en conjunto con estudiantes de animación de una universidad privada, la UNIACC.

Según los asesores del gobierno, los niños deberán ver los cuentos animados seguidos de una sesión de discusión con sus maestras, para hablar de "los sentimientos que provocan las historias" y las lecciones que pueden sacarse de ellas. Todo, sin perder el tono lúdico.

Sin embargo, no todos los expertos en materia educativa ven con buenos ojos la campaña preescolar en Chile.

Según destacan, la estrategia de fortalecer habilidades sociales y personales para así prevenir el consumo no necesariamente puede sostenerse en las etapas críticas del crecimiento, que es cuando la mayoría de los menores se inicia en el consumo de estupefacientes o abusa del alcohol.

"Cambios radicales"

"Por mucha formación previa que se haga, en la adolescencia o la temprana juventud se pueden dar quiebres en las actitudes y disparar cambios radicales en ese estilo de vida 'sana', incitando al consumo por presiones sociales, familiares y personales de todo tipo", señala la psicopedagoga Analía Vila, quien trabaja desde hace una década en prevención de las adicciones juveniles.

"No quiere decir que la prevención temprana no funcione pero, si hay pocos recursos para las campañas antidrogas, tal vez sería mejor destinarlos fuertemente a los grupos de riesgo", agrega la experta, en diálogo con BBC Mundo.

Según Vila, el gran desafío de los programas preventivos es desplazar la edad mínima a la que se inicia, en promedio, el consumo de drogas ilegales, que según informes de la Conace, en Chile se da a los 14 años.

Sin embargo, para la secretaria Chadwick ese será precisamente el efecto de largo plazo del programa que promueve el gobierno.

"Estos menores no están tan lejos de los grupos de riesgo como se cree. En las escuelas con mayores niveles de pobreza, los niños tienen a sus mismos padres que son consumidores y están en una situación de mayor vulnerabilidad", señala.

"Siguiendo el consejo de pedagogos expertos, nosotros apostamos a las tareas de prevención temprana porque eso marcan las nuevas tendencias en todo el mundo", agrega la funcionaria.

El material pedagógico, en formato DVD, llegará primero a los jardines de infantes de la región metropolitana de Santiago, y se distribuirá luego en todo el país.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.