Castigo histórico en las Grandes Ligas

El pelotero dominicano Manny Ramírez, de los Dodgers de Los Ángeles, fue suspendido por 50 partidos tras dar positivo en un control antidopaje, informaron el jueves las autoridades de Grandes Ligas de Béisbol de Estados Unidos (MLB por sus siglas en inglés).

Image caption Ramírez es considerado el mejor bateador de las Grandes Ligas en la actualidad.

El jardinero de los Dodgers, considerado el mejor bateador en la actualidad, había firmado un contrato de dos años por US$45 millones antes del comienzo de la temporada. Con la suspensión puede perder unos US$7,7 millones.

Ramírez explicó la situación a través de un comunicado: "Hace poco fui a ver a un médico por un tema de salud personal. Me dio un medicamento, no un esteroide, que pensó que estaba bien".

"Desafortunadamente, el medicamento estaba prohibido bajo nuestra política antidopaje. De acuerdo a ella, ese error es ahora mi responsabilidad. Me han aconsejado no decir nada más por ahora. Quiero decir una cosa más: he sido sometido y he pasado alrededor de 15 controles antidopaje en las últimas cinco temporadas", agregó.

Hasta el 3 de julio

La suspensión comenzó con el partido de la noche del jueves en casa contra los Nacionales de Washington y Ramírez estará fuera de juego hasta el próximo 3 de julio cuando su equipo enfrenta a los Padres en San Diego.

Image caption Los fans apoyaron a Ramírez en su primer partido de suspensión.

El talentoso dominicano de 36 años ayudó a los Dodgers a alcanzar una marca de 21-8 esta temporada, hasta ahora la mejor de las ligas mayores.

Ramírez llegó a los Dodgers la temporada pasada proveniente de los Medias Rojas de Boston, equipo al que ayudó en 2004 a obtener su primer campeonato en décadas, poniendo fin a la sequía más larga de la historia de ese deporte.

Integró 12 veces el Equipo de las Estrellas y es uno de los principales nombres en ser castigado desde que comenzara un programa de control para detectar el uso de drogas que mejoran el rendimiento. La suspensión de Ramírez es la segunda por dopaje que golpea al béisbol en 2009. El primera fue la del lanzador relevista puertorriqueño de los Phillies de Filadelfia, JC Romero, quien fue suspendido también por 50 juegos al inicio de esta campaña.

Según indica Alfredo Ochoa de BBC Mundo, el dopaje ha sido una realidad dentro del béisbol profesional estadounidense por mucho tiempo, pero fue apenas en 2003 que comenzaron a tomarse las primeras medidas de control antidopaje aleatorio.

Incluso algunos peloteros, como Barry Bonds, están enfrentando a la justicia por supuestamente haber mentido en declaraciones juradas sobre el uso de esteroides.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.