Última actualización: martes, 12 de mayo de 2009 - 11:53 GMT

En la tierra de Jalil Gibrán

Entrada al museo de Jalil Gibrán en Becharré, Fotos: Manuel Toledo, BBC Mundo

Entrada al museo de Jalil Gibrán en Becharré, Líbano. Fotos: Manuel Toledo, BBC Mundo

Desde hace varias semanas nuestro colega Manuel Toledo se encuentra recorriendo el Medio Oriente.

En BBC Mundo lo invitamos a conocer un poco más de esta parte del planeta a través de sus pasos, en un periplo que comenzó en Egipto y terminará en Turquía.

Siga con nosotros estas crónicas desde el Medio Oriente, un viaje en el que usted también podrá participar.

A la derecha encontrará las anotaciones anteriores.

Octava entrega: El poeta de Becharré

En un pequeño promontorio en el pueblo de Becharré, en el norte de Líbano, se encuentra el museo y sepulcro del poeta y pintor Gibrán Jalil Gibrán, el autor de "El Profeta".

Museo de Jalil Gibrán

El museo se encuentra en el antiguo monasterio de Mar Sarkis en Becharré, el pueblo natal de Gibrán.

A ambos lados del camino crecen pinos y otros árboles cuyas formas se vislumbran en medio de la niebla, en este día primaveral, pero sin la suficiente nitidez como para poder adjudicarles nombres.

También hay una infinidad de diminutas flores blancas y se escucha, majestuoso, el rugido de una cascada cercana.

Cerca de Becharré todavía quedan algunos de los titánicos cedros del Líbano, cuya fama llegó hasta el antiguo Egipto e hizo que los faraones enviaran contingentes a estas tierras a buscar su madera para construir templos y barcos.

Los paisajes alucinantes cercanos a su pueblo inspiraron a Gibrán a explorar la relación de los seres humanos con la naturaleza.

"Como un roble gigante, cubierto de flores de manzano, es el hombre inmenso en vosotros. Su poder os ata a la tierra, su fragancia os eleva en el espacio y, en su durabilidad, sois inmortales", dice Almustafá, el personaje central de "El Profeta", poco antes de su partida.

Detrás de unas raíces de árboles, en el sótano del museo, que era un antiguo monasterio, se encuentra el ataúd de Gibrán, quien murió en Nueva York en 1931 y había pedido que lo enterraran en su pueblo natal.

Maronitas

Becharré se levanta a unos 1.400 metros sobre el valle de Qadisha, célebre por su belleza y por el gran número de iglesias, monasterios y ermitas que alberga.

Imagen cristiana en Becharré

En la actualidad, los maronitas son la mayor comunidad cristiana de Líbano.

Durante siglos, el valle y las montañas sirvieron de refugio a minorías religiosas, en particular a los cristianos maronitas.

Los maronitas eran perseguidos, entre otras cosas, por sostener que Jesucristo tenía dos naturalezas, una divina y una humana, y que ambas coexistían de forma inseparable en su persona. A esta doctrina se oponían otros cristianos de la región, que aseguraban que en Cristo predominaba la naturaleza divina.

En la actualidad, los maronitas constituyen la mayor comunidad cristiana de Líbano y se estima que representan cerca del 20% de la población del país.

Como parte del complejo sistema de repartición sectaria del poder, el presidente de Líbano siempre es un maronita, mientras que el primer ministro es un musulmán sunita y el presidente del congreso es un musulmán chiita.

Emigrantes

Gibran nació en Becharré, que entonces formaba parte de la Siria otomana, el 6 de diciembre de 1883.

Becharré

Gibrán murió en Nueva York en 1931 y había pedido que lo enterraran en Becharré.

Su abuelo materno era un sacerdote maronita y se cree que tuvo una gran influencia en la espiritualidad y en el temprano interés por el arte que tendría su nieto, quien no fue a la escuela durante su niñez debido a la pobreza en que vivía su familia.

En 1895, el futuro escritor emigró a Estados Unidos con su madre y sus hermanos, en busca de una vida mejor, pero tres años después ella lo envió de regreso a Líbano a estudiar en un colegio maronita de Beirut.

Cuando tenía 19 años de edad, volvió a EE.UU., donde a partir de 1905 publicó sus primeros libros en árabe, "La música", "Las ninfas de los valles" y "Espíritus rebeldes".

Pocos meses antes de la aparición de "La música", Gibrán tuvo su primera exposición de dibujos, en Boston, en la que conoció a una mujer que sería su amiga el resto de su vida y quien tuvo una gran influencia en su carrera, Mary Haskell.

En 1908, con ayuda de Haskell, Gibrán fue a estudiar arte en París, donde entabló amistad con el escultor Auguste Rodin, quien, según cuentan, llegó a comparar al artista libanés con el místico inglés William Blake.

Espiritualidad

La equiparación, si no es apócrifa, parece exagerada, no sólo porque la poesía de Blake es de otras dimensiones sino también porque la obra pictórica de Gibrán es muy modesta, por lo menos la que se exhibe en el museo de Becharré, si se le compara, por ejemplo, con los grabados de Blake en la galería Tate Britain de Londres.

Cuadros de Gibrán

En el museo se pueden ver algunos de sus cuadros. Hay otros en importantes colecciones de EE.UU.

En lo que sí parecen coincidir es en que ambos, que profesaban la fe cristiana, no la consideraban exclusiva y tal vez pensaban, como escribió el poeta inglés, que "todas las religiones son una".

Muchos ven en Almustafá, el profeta del libro de Gibrán, una combinación de las tradiciones místicas cristianas y de la espiritualidad musulmana.

En ese sentido, en 1912 Gibrán tuvo un encuentro, que lo marcó para toda la vida, con `Abdu'l-Bahá, el líder espiritual de la fe bahaí, que hace hincapié en la unidad espiritual de las diversas religiones y promueve la idea de que las personas deben trabajar conjuntamente para beneficio de toda la humanidad.

"Por primera vez, vi una forma lo suficientemente noble como para ser recipiente del Espíritu Santo", cuentan que Gibrán dijo después de conocer a `Abdu'l-Bahá, de quien hizo un par de retratos.

Años después, en 1928, Gibrán escribió "Jesús, el Hijo del Hombre" inspirado, según les confesó a sus amigos, en el religioso persa.

Contracultura

"El Profeta" se publicó originalmente en inglés, en Nueva York, en 1923 y, a pesar de que fue mal recibido por la crítica, se convirtió en un libro inmensamente popular e influyente en muchas partes del mundo.

Ediciones en diferentes idiomas de "El Profeta"

Algunos críticos árabes sitúan a Gibrán entre los autores más importantes de la primera mitad del siglo XX.

Como señaló la revista The New Yorker, se le considera uno de los libros de poesía más vendidos de todos los tiempos.

"Sólo de la edición estadounidense se han vendido más de nueve millones de ejemplares", escribió esa revista en enero de 2008.

En el museo de Becharré hay una pequeña colección representativa de las muchas traducciones que se le han hecho.

También tienen ejemplares de sus otras obras más conocidas, entre ellas "Arena y Espuma", de 1926, de la que John Lennon adaptó algunos versos para su canción "Julia", que apareció en el Álbum Blanco de los Beatles en 1968.

Fue precisamente durante la contracultura de los años 60 en Estados Unidos y Europa que "El Profeta" adquirió su mayor resonancia.

Según The New Yorker, en esos años "sus ventas eran a veces de 5.000 ejemplares por semana. Fue la Biblia de esa década".

Trotamundos

De la noche a la mañana, esa colección de 26 poemas en prosa se transformó en uno de los libros favoritos de miles de jóvenes que querían cambiar el mundo de forma pacífica.

Aaron King en la entrada del museo

Sólo de la edición estadounidense de "El Profeta" se han vendido más de nueve millones de ejemplares.

"Mis padres eran de esa generación hippie que se fue a California en busca de aventuras y de libertad", me dijo Aaron King, un joven viajero estadounidense con quien visité el museo.

"La última vez que mi madre se casó, leí en su boda parte de 'El Profeta'", añadió.

"¿Y cuál es el verso que más te gusta?", le pregunté.

"Creo que, como adoro la libertad, la idea de volar, de saltar de aviones y de montañas, mi verso preferido es: 'Y sola, sin su nido, volará el águila cruzando el sol'", respondió.

Cuando nos despedíamos, él rumbo a Beirut, con su pequeña mochila y su gran sonrisa, y yo camino a Alepo, Siria, para de allí viajar a Turquía, recordé algunas líneas de "El Profeta" que seguramente me impactaron cuando lo leí en mi adolescencia.

"Nosotros, los trotamundos, buscando siempre el camino más solitario, no comenzamos un día donde hemos terminado otro y no hay aurora que nos encuentre donde nos dejó el atardecer. Viajamos aún cuando la tierra duerme".

¡Participe!

Usted también puede ayudarnos a conocer más del Medio Oriente. Para hacerlo le invitamos a compartir sus recuerdos con los demás lectores de BBC Mundo.

Éstos son algunos de los comentarios recibidos. Los textos responden a las preguntas planteadas en el foro y son reproducidos sin correcciones de ortografía o de sintaxis. La BBC cuida que los comentarios no ofendan la dignidad de las personas y que no sean difamatorios. Las opiniones vertidas no reflejan el punto de vista de la BBC.

Quiero felicitar sinceramente a todos quienes hicieron posible la publicación de este documental de Gibrán Jalil, desde Manuel Toledo a quien me da gusto conocer, a la BBC y a quienes han externado su opinión en cualquier sentido a este respecto, estoy convencido que los hombres trascienden por sus aportaciones en favor de la humanidad; como Gibrán, necesitamos encontrar coincidencias en las religiones y en cualquier faceta, que logre un buen entendimiento entre las naciones. eviten guerras
Silverio Merodio Aguilar, Tlaxcala, México

Me considero una seguidora del pensamiento moral, religioso, cultural de este gran profeta libanes, Gibran Jalil. He leido un buen número de sus obras asi como el tesoro de Gibran Jalil G. Lo llegué a entender mas cuando estuve en Egipto, dado que en su aspecto cultural religioso pertenece a las creencias del Medio Oriente. En su libro "Alas rotas", asi como en "Espiritus rebeldes", desde que lei a este autor me he comprometido en la liberacion de las mentes ante estructuras religiosas.
María Delia Coronado López, Chimalhuacan, Estado de México, México

"Alas Rotas" la leí como parte del currículo de escuela pública en Puerto Rico. Una amiga en los 80"s me regaló el libro "El Profeta". Luego conseguí las "Obras Completas" de Khalil Gibrán en dos tomos. De Manuel Toledo no conozco nada, pero si se interesa por la obra de Gibrán debe ser un ser humano con mucha riqueza espiritual, pues el que lee a Khalil Gibrán, realza su espiritu y su humanidad.
Nando, Humacao, Puerto Rico

Mientras veo la película Ararat sin entender mucho el inglés, miro y leo las crónicas trotamundas de Manuel Toledo. Impregnadas de una invisible poesía, pincelada y párrafo, una y otra vez va dejando autores y libros,nada de exotismos. Quizás con sus pies entre arenas y espumas, recuerde las palabras de los profetas tan mal traducidas. Las fotos se podrían transformar en pequeños poemas visuales. Para un estudiante de periodismo, aterrizado desde la literadura, es un placer leer sus trabajos.
Jordi Lloret Pacheco, Santiago de Chile

He leído a Gibran, es un poeta muy versátil. El libro El Profeta es una poesía muy bella y es un poeta místico legendario. Su poesía es universal. La historia de Manuel Toledo es fascinante. A mi madre le encantaba mucho y a mi padre es su libro de cabecera después de Osho. Me da alegría leer sus textos tan poéticos.
Nelson Ricardo, Bogota Colombia

En Perú tradujo del molde lingüístico y cultural distinto, fue el poeta Carlos Alberto Seguín; su identificación con Gibrán la demuestra en 'El Adiós' un texto kahlilgibraniano de Seguín del que extraigo:
"El río toca las raíces de la planta que en él se refleja y sigue su curso. Y, sin embargo, su agua quedará en el árbol y se hará calor y perfume en sus flores. El espacio y el tiempo no pueden separaros, porque lo mejor del uno florecerá en el otro a través de las primaveras."
Mejor imposible
M. Henry Medina Z., Lima, Perú

Kalil Gibran formo parte de los autores que formaron a mi generacion y nos hizo soñar, nos hizo emocionar y nos hizo pensar. No es un autor menor. No me importa lo que digan los criticos literarios. Me importan las cosas que sentimos al leerlo y al recordarlo.Yo tambien pienso que todas las religiones son caminos hacia Dios, no importa como lo llamen cada una de ellas.
dante buonomo, Montevideo - Uruguay

Gracias a Manuel Toledo por ofrecernos su hermoso, bien escrito y ameno artículo sobre Gibrán Jalil Gibrán. Confieso que no sabía nada, o muy poco, acerca de la vida de este autor, a pesar de que su obra, "El Loco", "El Profeta", "El Jardín del Profeta", fueron lecturas compartidas por un grupo de amigos cuando contábamos con 16 ó 18 años y estábamos estudiando en secundaria. Recomiendo su lectura a todos.Gracias.
Gustavo Medina Aguillón, Caracas, Venezuela

Como Bahá'í me alegra enormemente leer nuevamente sobre la influencia de Abdu'l Bahá una de las figuras centrales de la Fe Bahá'í, en el poético escritor Khalil Gibrán. Os facilito unas direcciones de correo donde podéis ver las pinturas que de Abdu'l Bahá realizó Khalil Gibran y donde podéis encontrar información sobre la Fe. http://users.whsmithnet.co.uk/ispalin/heritage/pictures/dis05.htm
www.bahai.org
Óscar González, Cartagena, España

Dos dias despues de la muerte de mi madre, revisando entre sus cosas encontre los libros de Jalil GIbran... andaba con una inmensa tristeza y me console enormemente leyendo los poemas de El Profeta... me parecia que leyendo los versos que ella habia leido y disfrutado me encontraba tocando parte de su espiritu.... Y encontre consuelo!
Maria Perez, Cayey, Puerto Rico

Yo he visitado Libano varias veces, y uno de mis lugares favoritos es Becharre, en donde nacio Gibran Khalil Gibran. A mi hijo menor lo nombramos Gibran, y lo llevamos a ver el museo. Es un lugar tan bonito,y pacifico, y entendi como obtuvo su inspiracion cuando lo visite. He leido varios de sus libros , y la historia de Manuel Toledo es muy informativa. Gracias por presentar un lugar en Libano del cual muchas personas saben poco.
Daphne M. Nassif, Houston Texas EE.UU.

Soy de la generacion de los 60 y precisamente en Boston lei por vez primera a Gibran en dos libros que me regalo my querida novia.
"The Prophet" y "The Broken Wings". Inmerso, derrame tantas lagrimas como Jalil al describir la perdida de su amada Selma Karami, camino al cementerio por el bosque de pinos y acompanado por "el crujir de las ramas, cuyas raices succionan los elementos del cuerpo" Perdi a mi amada como perdio Gibran a Selma y encontre refugio en su poesia.
J. Valjean, Tampa, USA

He leído casi toda la colección de Gibrán Jalil Gibrán... tambien "El Loco" me parece una de sus grandes obras... espero mantengamos un contacto productivo en lo que a ésta materia cultural se refiere... Gracias.
dalmiro delgado, maracaibo venezuela

Felicidades a Manuel Toledo por estas cronicas del Medio Oriente estan buenisimas, muy bien narradas, me encanta su estilo de escribir es ameno y con mucha informacion. Mas material como este les hace falta tener cada semana. Cuando quieran venir a recorrer el Gran Cayon ya saben que cuentan con nosotros.
gracias
Rosa , Phoenix, Arizona, Estados Unidos

Que bueno esos comentarios sobre todo sobre Kalil Gibran es un gran poeta y mistico que bueno darlos a conocer sobre todo sobre su museo, gracias por recordar al poeta con su gran libro El Profeta.
jorge campos, San Jose, Costa Rica

Estoy encantada con lo narrado por manuel toledo; soy "fan" de gibrán; he leído el profeta. Estuve en turquía (estambul y capadocia) en 2008; en estambul tuve oportunidad de saborear su rica comida, y pasear por lugares tan bellos como el bósforo, el antiguo hipódromo, la cisterna; visitar algunas mezquitas. En capadocia pude visitar una fábrica de alfombras y una joyeria donde se aprecia cómo los orfebres trabajan con sus manos las turquesas y otras piedras
gladys, valencia, venezuela

Gracias por este agradable relato que nos acerca a la vida del gran poeta libanés. Leyendolo uno se acuerda de estos versos de Gibrán en "Alas Rotas": !Oh amigos de mi juventud, que estáis dispersos en la ciudad de Beirut! Cuando paséis por ese cementerio, junto al bosque de pinos, entrad silenciosamente, y caminad despacio..." Navid Mohabbat
Navid Mohabbat, Tarragona, España


¿Ha estado usted en esta región?

¿Ha leído "El Profeta" u otros libros de Gibrán?

¿Tiene fotografías o anécdotas que compartir?

¿Qué le parece la historia de Manuel Toledo?

Para enviar sus imágenes de Medio Oriente haga clic clic aquí.

Comparta sus anécdotas y sus opiniones utilizando el siguiente formulario.

PARTICIPE

* Campos obligatorios

Total: 0

Los datos provistos no serán utilizados para enviar mensajes no solicitados, ni tampoco serán entregados a terceros. Su información personal sólo se utilizará para fines administrativos.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.