Demanda a organizadoras de paro sexual

Mujer keniata
Image caption Las esposas del presidente y del primer ministro de Kenia se unieron a la protesta.

Un hombre en Kenia demandó a las mujeres que "influenciaron" a su esposa para no tener relaciones sexuales con él por una semana alegando que la medida le causó demasiado estrés.

A principios de este mes un grupo de mujeres en Kenia impulsó un proyecto para no tener relaciones sexuales con su pareja por una semana como medida de protesta y para tratar de resolver las diferencias en su país.

La corresponsal de la BBC en la capital de Kenia, Nairobi, Anne Waithera, informó que sería muy probable que la propuesta enfrentara la resistencia de los hombres, pues algunos keniatas "no se pueden abstener de tener relaciones sexuales ni dos días seguidos".

A tan solo pocos días, el descontento masculino llegó a los tribunales.

A James Kimbondo le causó tantas molestias el boicot sexual de esposa que presentó una demanda legal contra las instigadoras de la protesta.

Josphat Makori de la BBC entrevistó al keniata para que explicara cuál era el motivo de su demanda.

"Interfirieron"

"El punto principal por el cual estoy demandando es porque alguien externo influencia lo que pasa en mi recámara, en mi familia. Eso está muy mal y mi esposa lo toma muy en serio porque ella admira a esta gente como líderes sociales", explicó Kimbondo.

"Yo me encargo de los asuntos de mi familia. Me casé mi esposa porque necesitaba tener sexo, necesitaba tener hijos y una familia, nada más", afirmó.

Kimbondo dijo que normalmente tiene sexo con su esposa tres veces al día salvo en ciertas excepciones en las que su mente y su cuerpo "se ajustan" a la situación.

Según explicó, no pudo concentrarse en su trabajo debido al estrés que le causó no tener relaciones sexuales porque normalmente es en su recámara donde "desahoga sus tensiones".

La campaña promovida por la Organización para el Desarrollo de las Mujeres buscó la solidaridad de las keniatas y incluso señaló que pagaría a las prostitutas para que se unieran al paro.

Entre las mujeres que se ajustaron a la medida se encuentran las esposas del presidente y del primer ministro, Ida Odinga y Lucy Kibaki.

Las diferencias políticas en Kenia han causado la muerte de 1.500 personas y han forzado la salida de sus hogares de otras 300.000.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.