Tiene 3 años y compra por internet

Excavadora
Image caption Los padres de Pipi se encontraron con una gran deuda: tenían que pagar por una excavadora.

Tremendo susto se llevó una pareja en Nueva Zelanda cuando se dieron cuenta que su hija -de sólo 3 años- había comprado una excavadora por internet.

La pequeña Pipi Quinlan aprovechó que sus padres dormían para practicar sus habilidades en la red.

Entró a una página de subastas y compró una excavadora por NZ$20.000 (casi US$13.000).

Sus padres sólo se dieron cuenta cuando, al despertar, encontraron un correo electrónico del vendedor exigiendo el pago.

Un caro descuido

Sarah Quinlan, la madre de Pipi, se fue a dormir dejando la computadora encendida tras haber entrado con un registro automático a un sitio de subastas. Sólo intentaba comprar algunos juguetes en línea.

Sin embargo, a la mañana siguiente encontró una sorpresa:

"Al hallar un correo electrónico de un tipo que decía: '¿cuándo me pueden depositar mi dinero?' pensé -un momento- esto no es lo que esperaba" dijo a la BBC, Sarah Quinlan.

Aprendiz de primera

A Pipi sólo le habían permitido utilizar la computadora por primera vez, una semana antes, y al parecer, aprendió rápido.

Sin embargo, el asunto no pasó a mayores: el vendedor no exigió el pago de la excavadora y "fue divertido" aseguró Sarah, "ella ha adquirido mucha notoriedad".

Sin embargo, la familia espera que esto no suceda de nuevo y recomienda a los padres con hijos pequeños estar prevenidos.

"Ya desactivé todos mis inicios de sesión automáticos por cualquier cosa que ella pudiera comprar".

Contenido relacionado