Berlusconi niega haber mentido

Silvio Berlusconi, primer ministro de Italia
Image caption Berlusconi enfrenta un escándalo personal que amenaza con trasladarse a la política.

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, negó este lunes que haya mentido sobre su polémica relación con una mujer de 18 años.

En declaraciones a la cadena de televisión CNN, Berlusconi insistió en que su vínculo con la aspirante a modelo Noemi Letizia no tiene "nada negativo".

Además adelantó que explicará ante el Parlamento la naturaleza exacta de su relación con la joven, que está en el centro de un escándalo que lo involucra personalmente y amenaza con afectar a su gobierno.

La controversia comenzó a principios de este mes, cuando la esposa de Berlusconi, Veronica Lario, le pidió el divorcio a su marido por haber asistido al cumpleaños de Letizia en Nápoles.

En aquel momento el jefe de gobierno explicó que asistió a la fiesta simplemente porque ese día se encontraba en la ciudad del sur de Italia y porque era amigo del padre de la joven, Elio.

Sin embargo, la polémica continuó. El diario de centro-izquierda La Repubblica publicó este fin de semana una entrevista con el ex novio de Letizia, Gino Flaminio, en la que éste aseguraba que Berlusconi invitó a la mujer que por entonces tenía 17 años y a otras jóvenes a su mansión en Cerdeña para pasar el Año Nuevo.

Pedido de explicaciones

Image caption El premier italiano asegura que es amigo del padre de Letizia.

Acto seguido, el principal líder opositor en Italia, Dario Franceschini, se unió a los llamados para que el primer ministro explique detalladamente cuál es su vínculo con Letizia.

El portavoz de Berlusconi acusó a la oposición de "pegarse a los rumores" para perjudicar a la coalición de centro derecha -en el gobierno- de cara a las elecciones de junio para el Parlamento Europeo.

Entre tanto, la familia de Letizia anunció que demandará a La Repubblica y al ex novio de la joven.

Según el corresponsal de la BBC en Roma, Duncan Kennedy, esta polémica aún no ha perjudicado la popularidad de Berlusconi, pero podría hacerlo si se instala en la arena política, donde "Il Cavalliere", como se conoce al premier en Italia, enfrenta otros escándalos.

Berlusconi aún debe explicar ante el Parlamento un fallo judicial que le atribuye a uno de sus abogados haber mentido ante los tribunales para protegerlo, algo que él ha negado.

La semana pasada, un juez determinó que el primer ministro italiano le pagó un soborno de US$630.000 a su defensor especializado en temas fiscales, el británico David Mills, para que lo ayudara a eludir tributos o conservar ganancias.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.