Virgin Atlantic vuela alto

Avión de Virgin Atlantic
Image caption Virgin Atlantic logró eludir la crisis que afecta a la mayoría de las aerolíneas del mundo.

En momentos en que numerosas aerolíneas parecen ir en picada, aquejadas por la crisis global y las fluctuaciones en el precio de los combustibles, la británica Virgin Atlantic vuela alto: en el último año registró un fuerte aumento de sus ganancias.

Según informó la compañía, sus beneficios -antes de impuestos- treparon a US$109 millones en su balance anual cerrado en febrero de 2009, cifra que casi duplica a la del año previo.

Virgin Atlantic explicó que estos resultados se deben, en buena medida, a que incrementó el precio de los pasajes de clase alta (o premium).

"Aumentar las ganancias en un contexto de severa recesión es un logro excepcional y se lo debemos a nuestros empleados", dijo el empresario Richard Branson, presidente y fundador de la compañía.

La situación de Virgin Atlantic contrasta con la de otras aerolíneas como British Airways (BA), que la semana pasada reportó una pérdida anual -antes de impuestos- de US$600 millones.

BA dijo que, en la segunda mitad de su año financiero, registró una caída del 13% en la cantidad de pasajeros premium y que, además, resultó afectada por un incremento en el precio del crudo.

Lea: Bristish Airways en picada

Combustible, la clave

El director ejecutivo de Virgin Atlantic, Steve Ridgway, explicó a la BBC que su aerolínea no sólo se vio beneficiada por el aumento de los boletos de primera clase, sino también por una administración exitosa de los insumos.

La empresa compró combustible por adelantado y a precios fijos para evitar la fluctuación de los costos en el mercado, por medio de un mecanismo financiero conocido como "hedging".

Image caption Branson gastó US$1.500 millones para asegurarse combustible por adelantado.

El valor del crudo ha oscilado entre los US$147 y los US$38 por barril. Pero Virgin Atlantic eludió esta volatilidad al gastar -de entrada y de una sola vez- cerca de US$1.500 millones con el fin de asegurarse ese importante insumo para todo el año operativo.

Tony Dixon, editor de la revista especializada Airliner World, afirmó que esta compra preventiva fue, de hecho, el principal factor de éxito de la compañía.

En contraste -continuó Dixon-, otras empresas han resultado perjudicadas por adquirir combustible "en un mal momento", como la aerolínea irlandesa de bajo costo Ryanair.

Otro factor que ha afectado a las compañías aéreas en los últimos meses, incluyendo a BA, ha sido la debilidad de la libra esterlina, ya que el combustible se paga en dólares.

Dixon dijo que la situación de las aerolíneas mejorará hacia fines de este año y comienzos de 2010, ya que el precio del petróleo tiende a estabilizarse y la libra se está recuperando en relación con la moneda estadounidense.

Virgin Atlantic tiene una planta de 8.500 empleados. Branson controla el 51% del paquete accionario de la firma, mientras que Singapore Airlines posee el resto.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.