EE.UU., a la caza de sacerdotes

La rueda de prensa en la que el popular Padre Alberto anunció su paso de la Iglesia Católica Romana a la Episcopal, se asemejó a las que celebran los equipos de baloncesto profesional de Estados Unidos cuando presentan al último jugador estrella que logran contratar.

Image caption Cutié se ha convertido en una especie de carta ganadora para la Iglesia Episcopal.

Es que en tiempos en que la Iglesia Católica Romana enfrenta una escasez de sacerdotes y la Episcopal intenta captar fieles latinos en EE.UU., el sacerdote más reconocido de la comunidad hispana se ha convertido en una especie de trofeo preciado.

El propio obispo Leo Frade, cabeza de la diócesis episcopal del sur de la Florida, confesó a BBC Mundo que le "alegra muchísimo" la conversión del popular Alberto Cutié, ya que su iglesia necesita más líderes de habla castellana.

"Esa es la ventaja del sacerdote Alberto. Él nació en Puerto Rico de padres cubanos, vino para Miami, el es totalmente bilingüe. Habla el español correctamente y habla el inglés correctamente", señaló Frade.

El obispo episcopal reconoció además que la publicidad que generó el anuncio del paso del Padre Alberto beneficia a su iglesia porque podría atraer a más feligreses.

"Yo diría que para algunas personas que no nos conocían quizás esto sirva para eso. A algunas personas quizás no les haya gustado el proceso", agregó Frade a BBC Mundo.

Al hablar de personas disgustadas con la decisión de Cutié, el sacerdote episcopal se refirió a la jerarquía de la Iglesia Católica Romana. El propio arzobispo de Miami, John C. Favalora, dijo sentirse "sinceramente decepcionado" con el anuncio.

Celibato, ¿causa de deserción?

El paso de sacerdotes católicos a la Iglesia Episcopal, como lo ha hecho Cutié no es un fenómeno naciente y hay quienes afirman que muchos lo han hecho por el tema del celibato.

Michelle González Maldonado, profesora de estudios religiosos en la Universidad de Miami (UM), dijo a BBC Mundo que no existen estudios que relacionen directamente al celibato con el descendiente número de clérigos en el catolicismo.

Sin embargo, Maldonado apuntó que "las denominaciones protestantes que permiten el matrimonio les ofrecen (a los sacerdotes católicos) más oportunidades personalmente, donde pueden proseguir con sus ministerios y también tener una familia".

Y la escasez de sacerdotes en la Iglesia Católica "aumenta en vez de reducirse", agregó la experta, fenómeno que se refleja en el cada vez menor número de jóvenes que ingresan a los seminarios para ser ordenados.

La propia Iglesia Católica ha reconocido que enfrenta una crisis por la falta de sacerdotes.

Actualmente, en Estados Unidos, el 27% de las parroquias católicas romanas no tienen un cura residente, según un estudio realizado por obispos estadounidenses. Cifras del Vaticano revelan que unas 58.000 parroquias y 112.000 misiones en el mundo carecen de un sacerdote.

Para paliar la situación, la Iglesia Católica de EE.UU. ha decidido "consolidar" parroquias, lo que significa la unificación de iglesias.

Pero González Maldonado descarta que la falta de clérigos empuje al Vaticano a un cambio en cuanto a su norma de celibato obligatorio para sus sacerdotes.

"La Iglesia Católica no cambia de la noche al día", agregó la profesora de UM. "Tomará mucho tiempo antes de que asuma un cambio tan radical en cuanto a cómo ve el rol del sacerdocio".

Motivo de alegría

Pero así como decrece el clero católico romano, aumentan los fieles, sobre todo en Estados Unidos, donde los hispanos han contribuido con el 71% del crecimiento de la iglesia.

Por eso para la Iglesia Episcopal es motivo de alegría el paso del Padre Alberto, ya que podría significar una atracción para católicos romanos, seguidores del mediático sacerdote, cuya salida de la Iglesia Católica fue acelerada tras ser fotografiado en actitudes cariñosas con Ruhama Canellis, con quien Cutié decidió casarse.

No obstante, de igual manera que sacerdotes católicos se pasan a la Iglesia Episcopal por sus normas más flexibles, religiosos episcopales se han convertido a la Iglesia Católica, en especial después de que la Iglesia Episcopal permitió el sacerdocio a las mujeres.

De hecho, La Iglesia Episcopal de EE.UU. está presidida por la mujer obispo Katherine Jefferts Schori desde 2006 y el año siguiente designó a otra mujer, Nora Cot Aguilera, como obispo en Cuba.

"El tráfico entre Roma y Canterbury y Canterbury y Roma es bien transitado. Hay mucha gente que viene de un lado para otro", explicó el obispo Frade a BBC Mundo.

El líder episcopal considero que "eventualmente tendremos que crear un sistema que ayude a regular estos cambios porque la gente va a seguir dejando la Iglesia Católica por la razón del celibato, la cuestión estricta referente al control de natalidad".

"Pero de nuestra iglesia han salido gente que no creen que las mujeres deben tener liderazgo en la iglesia y desde el año 76 estamos lidiando con esto", agregó.

Aunque Frade dijo, con cierta ironía que, desde el punto de vista económico es mucho más beneficioso tener sacerdotes célibes.

"El cura célibe sale más barato pero lo que es barato sale caro después porque eso crea otros problemas que en algunos casos no son solamente besar a una mujer", agregó el obispo episcopal.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.