Jerusalén y un ladrón arrepentido

Haim Shchupak, inspector de la Autoridad de Antigüedades de Israel, sujetando la piedra recuperada
Image caption La piedra recuperada fue enviada en una caja de madera.

Un ciudadano estadounidense devolvió un trozo de 21 kilogramos de un pilar medieval que robó de la Ciudad Vieja de Jerusalén hace 12 años.

Las autoridades israelíes recibieron una carta de un sacerdote pidiendo perdón en nombre de la persona que confesó haberse llevado la pieza.

Dijo que un guía le dio el pesado trozo de mármol y que sólo se dio cuenta después de que probablemente había sido robado.

Los responsables culturales de Israel en Jerusalén dijeron que no planean denunciarlo.

Y confirmaron que recibieron un correo electrónico de un sacerdote del estado de Nueva York hace algunas semanas.

"El hombre me confesó que hace 12 años se llevó una piedra de Jerusalén y que desde entonces tenía remordimientos", escribió el cura.

"Deseo devolver esta pieza con la esperanza de que le perdonen esa infracción", añadió.

Rezo por Jerusalén

La piedra llegó acompañada de una nota del ladrón en la que explicaba que pensaba usarla para "rezar por Jerusalén".

"En los últimos 12 años, en lugar de recordarme la oración me hacía acordar del error que cometí cuando extraje la piedra de donde debería estar", afirmó el hombre arrepentido.

"Suplico que me perdonen", añadió.

Haim Shchupak, inspector de la Unidad de Prevención de Robos de la Autoridad de Antigüedades de Israel, dijo a medios de comunicación locales que el objeto seguramente era un fragmento de una columna de un palacio del califato de los Omeyas, con una antigüedad de 1.200 años.

La columna fue descubierta en excavaciones llevadas a cabo al sur del Monte del Templo de Jerusalén.

Shchupak celebró la decisión del ladrón y aseguró que era muy extraño y bello que alguien devolviera objetos antiguos robados.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.