Frescas, naranjas y "a punto de explotar"

Zanahorias
Image caption Las zanahorias causaron pánico en algunos residentes.

Los residentes de la ciudad de Orebro, en el sur de Suiza, se pegaron un gran susto el fin de semana por culpa de una obra de arte.

El artista Conny Blom concibió una instalación llamada "El proyecto conejo: bombas", que consistió en colocar en 15 lugares de la ciudad y sus alrededores ramos de zanahorias atados con cinta negra, que tenían además, cables rojos y azules conectados a un reloj.

Algunos de los transeúntes que descubrieron la presencia de esas extrañas zanahorias llamaron de inmediato a la policía para comunicarles que habían hallado explosivos.

Blom fue obligado a retirar su obra y es posible que deba enfrentar cargos.

La instalación fue organizada junto con una galería de arte local, como parte de un festival de arte al aire libre.

Caricatura

La vida de la obra de Blom fue extremadamente corta: una hora después de que finalizara la colocación de las zanahorias la policía recibió la primera llamada.

"Recibimos una llamada... de una persona que dijo haber visto dos bombas -reales- en la entrada de la biblioteca pública", le dijo a la agencia de noticias AFP Ronny Hoerman, de la policía de Orebro.

"Nos pareció inapropiado", agregó.

Sin embargo para Blom, se trató de una broma inofensiva.

"Después de todo, son sólo un par de zanahorias con un despertador y nada más... son simplemente una caricatura de una bomba", se defendió el artista.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.