De la selva a París, en una liana

Johnny Weissmuller y Maureen O'Sullivan
Image caption Johnny Weissmuller es una de las caras más conocidas de Tarzán.

Lo hemos visto en libros, revistas, películas, programas de radio y televisión. Y ahora también podemos verlo en el museo etnográfico Quai Branly de París.

Se trata de Tarzán, el legendario héroe de la jungla africana que se ha convertido, a partir de esta semana, en el protagonista de una singular exhibición en Francia.

Muchos se preguntan qué está haciendo este personaje -hijo de una pareja de aristócratas británicos, abandonado en la selva y adoptado por los simios- en un museo que reúne objetos y creaciones de las culturas no occidentales.

Sobre todo, porque Tarzán resume el estereotipo de la mirada del hombre blanco sobre el continente africano, su cultura y su civilización.

Pero, como le dijo a la BBC Stephane Martin, curador de la muestra, la iniciativa tiene un trasfondo serio: mostrar "cómo la cultura popular recrea la visión de las culturas no occidentales".

De alguna manera añade Martin, Tarzán refleja cómo el hombre blanco entendía y se vinculaba con otras culturas a principios del siglo XX.

La sensualidad de la selva

Image caption La exhibición comenzó esta semana y culmina a fines de septiembre.

Tarzán es producto de la imaginación de Edgar Rice Burroughs, un escritor estadounidense que, de hecho, nunca puso un pie en África.

La primera novela de este héroe salió a la luz en 1912, pero no fue sino hasta unos años después, cuando se hicieron las primeras películas, que alcanzó verdadera fama.

Reconocimiento que también se ganó Jane, la hija de una científica a la que Tarzán rescató de los monos, y que se transformó en su inseparable compañera.

Para Martin, parte del atractivo de Tarzán para el público occidental es la sensualidad que evocan tanto los personajes, como la historia y el lugar en donde transcurre.

"África con sus animales exóticos, sus hombres musculosos, y sus mujeres casi desnudas... definitivamente tenían su atractivo para una sociedad victoriana".

La exhibición también analiza el impacto del darwinismo y la teoría de la evolución en la historia de Tarzán.

Pero, si lo que usted busca es diversión, no se preocupe, el museo también le ofrece la oportunidad de practicar y -por qué no- perfeccionar el famoso "llamado de la selva".

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.