Rio, favorita para los Juegos 2016

Presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge.
Image caption La votación se realizará en Copenhague, en octubre de este año.

Río de Janeiro es una de las ciudades favoritas, acaso la principal, para organizar los Juegos Olímpicos de 2016, por la calidad de su presentación técnica y también por factores geográficos, económicos y políticos.

La rival principal de Río sería Chicago, que cuenta con el respaldo del presidente Barack Obama, quien comenzó allí su carrera política.

Esta es la impresión en Lausana, la ciudad suiza donde los miembros del Comité Olímpico Internacional escucharon, a puertas cerradas, las presentaciones de las ciudades candidatas: Río, Madrid, Chicago y Tokio.

La Junta Ejecutiva del COI también consideró esta semana los méritos de siete deportes cuyas federaciones aspiran a participar en las olimpiadas: béisbol, softball, squash, karate, rugby de siete, golf y deportes sobre patines.

Squash y karate están favorecidos por la aritmética electoral, pero el béisbol ha eliminado de raíz la principal objeción de los detractores y es posible que pueda retornar a las olimpiadas, donde estuvo hasta 2008.

La votación sobre ambos temas se realizará en Copenhague, en octubre de este año. Previamente, en agosto, en una reunión del Comité Ejecutivo del COI en Berlín, esos siete deportes quedarán reducidos a dos.

Luego, en octubre, se decidirá si esos dos son incorporados o no al programa de los Juegos Olímpicos.

En cuanto a las ciudades candidatas, el enviado de la BBC, Alex Capstick, informó desde Lausana que Chicago parecía la favorita debido al apoyo expresado por el presidente Obama, pero otros observadores se inclinan por Río.

Ésta es la opinión del veterano Mihir Bose, editor de deportes de la BBC, quien en su blog dice que las cuatro ciudades tienen buenas marcas en los informes preliminares del COI, pero que Río asoma en la delantera.

Factores en juego

Bose dice que la única objeción de peso a la candidatura de Rio fue, inicialmente, el factor seguridad, pero agrega que el informe del COI es tranquilizador en ese sentido.

En cuanto a los otros factores, es importante el hecho de que los Juegos no se hayan realizado nunca en Sudamérica.

"La sensación, en este momento, es que (los juegos de) 2016 irán a Occidente, a Río o Chicago", dice Bose.

En contra de Madrid, aparte del antecedente de Barcelona, estaría el hecho de que, de ser elegida, Europa se convertiría en el escenario de tres juegos consecutivos: Londres en 2012, Sochi en 2014 y Madrid en 2016.

De Tokio se menciona que ya fue sede (aunque hace mucho, en 1964) y que la región oriental ya ha tenido una sede reciente, Pekín 2008.

Estados Unidos organizó los Juegos de Atlanta hace relativamente poco tiempo, en 1996, pero muchos observadores creen que si el presidente Obama, o su esposa Michelle, aparece en Copenhague en octubre, muchos delegados "flotantes" se inclinarán por la ciudad estadounidense.

Un factor opuesto es el sentimiento hostil a Estados Unidos, tanto por factores políticos de sobra conocidos, como por razones económicas, ya que el Comité Olímpico de ese país se queda con una porción muy sustanciosa de los ingresos comerciales y de TV de los juegos.

Las presiones (a veces deshonestas), prejuicios y consideraciones políticas siempre tienen su importancia, aunque son imposibles de medir.

La impresión de Bose y de otros observadores imparciales es que, en justicia (un valor que suele variar según los intereses en juego), Río asoma con ligera ventaja en esta etapa de las deliberaciones en el COI.

En cuanto a los deportes que pretenden ingresar o retornar al programa de los juegos, el favoritismo del squash y del karate se explica por los antecedentes recientes en el ámbito del movimiento olímpico.

El béisbol y el softball fueron excluidos de los juegos de Londres 2012 en una votación realizada en 2005, mientras que los otros cinco no lograron esa oportunidad los votos suficientes para ser incluidos.

Los más votados fueron el squash y el karate, pero no obtuvieron los dos tercios necesarios. Ahora, en cambio, se ha modificado el sistema y sólo hará falta una mayoría simple.

Mito

Así, el ingreso de esos dos deportes parecería asegurado, pero el béisbol ha eliminado la principal razón que llevó a la exclusión de ese deporte: esta vez no habrá partidos de las Grandes Ligas durante el programa de los Juegos, facilitando así la participación de los mejores jugadores.

La gente del béisbol también trata de refutar uno de los mitos más extendidos sobre este deporte: su difusión supuestamente restringida.

Lo cierto es que los observadores que dan crédito a este mito son casi siempre europeos, que tienden a restar importancia al peso específico de numerosos países latinoamericanos y asiáticos que comparten la afición por este deporte de origen estadounidense.

En medios europeos solemos leer que el béisbol "sólo se juega en Estados Unidos y algunos países centroamericanos y asiáticos", o palabras a ese efecto, con lo cual dan por sentado que su difusión es muy restringida.

En el programa olímpico hay varios deportes con una difusión relativamente más restringida que el béisbol, al menos geográficamente.

En realidad, más de cien países tienen asociaciones nacionales de béisbol. John Walmsley, secretario de la Federación Británica de Béisbol (¡sí, también en Gran Bretaña!), dice que se trata "probablemente del segundo deporte de equipos de mayor difusión global, después del fútbol".

Lo cierto es que Londres 2012 sólo tendrá 26 deportes, dos menos que en los tres juegos anteriores. El COI quiere que vuelvan a ser 28 en 2016, con la salvedad de que esto no signifique "aumentar en forma desmedida el costo o tamaño de los juegos".

En este sentido, el béisbol, por ser un juego de equipo, podría significar un costo mayor que el squash o el karate, ya que también requiere un estadio especial.

Pero que no digan que carece de difusión internacional.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.