Última actualización: jueves, 2 de julio de 2009 - 09:06 GMT

Ser homosexual ya no es crimen en India

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Una corte de la capital de India, Nueva Delhi, dictaminó que las relaciones homosexuales consentidas entre dos adultos no es ya un acto criminal.

La decisión revierte una ley colonial aprobada hace 148 años que describe las relaciones homosexuales como "delito contra natura".

Los actos homosexuales podían ser castigados con penas de hasta 10 años de cárcel.

Muchas personas en India consideran que las relaciones entre personas del mismo sexo son ilegítimas. Sin embargo, grupos defensores de derechos humanos sostienen desde hace años que la ley atentaba contra los derechos fundamentales.

La Corte Suprema de Delhi dictaminó que la ley que prohibía los actos homosexuales era discriminatoria y "violaba los derechos fundamentales" de la persona.

Según los magistrados, el estatuto de la sección 377 del Código Penal indio, que definía los actos homosexuales como "relaciones carnales contra el orden de la naturaleza" y las proscribía, constituía una "antítesis del derecho a la igualdad".

"El Stonewall de India"

Es una sentencia brillantemente redactada, que restaura nuestra fe en el poder judicial

Aditya Bandopadhyay

El dictamen es histórico en un país donde los homosexuales enfrentan a diario discriminación y persecución, dice el corresponsal de la BBC en Delhi Soutik Biswas.

También promete modificar el discurso sobre la sexualidad en un país profundamente conservador, donde incluso hablar de sexo es tabú, dice Biswas.

Los activistas por los derechos homosexuales celebraron la decisión judicial y ya la han denominado "el Stonewall indio".

Las revueltas de 1969 en Stonewall, Nueva York, son consideradas el disparador del movimiento gay.

"Éste es el Stonewall de India, estamos fascinados. Creo que lo que ocurre es que ahora podremos reclamar muchos de nuestros derechos fundamentales y cívicos, que se nos negaban", dijo a la BBC el activista y abogado Aditya Bandopadhyay.

"Es una sentencia brillantemente redactada, que restaura nuestra fe en el poder judicial", dijo.

Perseverantes

Homosexuales en Nueva Delhi

El dictamen podría cambiar el discurso sobre la sexualidad en un país profundamente conservador.

La decisión fue recibida con reticencias por otros grupos.

El padre Domingo Emanuel, del Consejo Episcopal Católico de India, recordó que la Iglesia -que tiene un influencia muy menor en el país- no aprueba las conductas homosexuales.

"Nuestra postura ha sido siempre muy clara. La Iglesia no se opone a que se despenalicen las relaciones homosexuales entre adultos, ya que la Iglesia nunca ha considerado criminales a los homosexuales", dijo.

"Pero la Iglesia no aprueba esta conducta. No la considera natural, ni ética, ni moral", agregó.

En 2004 el gobierno de India rechazó una petición legal que pedía la legalización de la homosexualidad. Pero los grupos defensores de derechos, y el órgano gubernamental encargado del control de enfermedades de transmisión sexual -como el Sida-, insistieron.

La Organización Nacional para el Control del Sida sostenía que las personas portadoras del virus estaban pasando a la clandestinidad, lo que anulaba los esfuerzos para controlar la epidemia.

De acuerdo con sus estimaciones, más del 8% de los homosexuales en India padece el VIH, lo que contrasta con el 1% de incidencia en la población general.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.