Las once lecciones de McNamara

Poca gente puede escribir su propio obituario. Robert McNamara lo hizo.

El que fuera jefe del Pentágono y uno de los máximos estrategas de la guerra de Vietnam -fallecido este lunes a los 93 años de edad- hizo un examen de conciencia en esa especie de confesión y mirada interior que fue la película "The Fog of War" (Niebla de Guerra).

Son de esa cinta de Errol Morris -que ganó un Oscar al mejor documental en 2003- las famosas Once Lecciones de la vida de McNamara, secretario estadounidense de Defensa en los gobiernos de John F. Kennedy y Lyndon B. Johnson.

Y es que el filme no sólo mira de manera inquisitiva las decisiones polémicas adoptadas durante la guerra de Vietnam sino que se adentra en muchos aspectos de la vida de McNamara como su niñez, su educación, su participación en la II Guerra Mundial, su papel en la Crisis de los Misiles y sus años como presidente de Ford Motor Company y del Banco Mundial.

Al dibujar un cuadro de lo que ocurre fuera del ojo público en el proceso de toma de decisiones al más alto nivel, McNamara genera interrogantes sobre la naturaleza de la guerra, las estrategias, el poder y la conducta humana.

Robert McNamara venía padeciendo problemas de salud por algún tiempo y murió mientras dormía en su casa de Washington, según dijo su esposa Diana.

Vietnam

Nacido en San Francisco en 1916, se educó en las universidades de Berkeley y Harvard y no tenía experiencia en asuntos militares cuando, tras una estela de éxitos empresariales, el recién elegido presidente Kennedy le ofreció la jefatura del Pentágono, en 1961.

Desde allí se convirtió para muchos activistas del movimiento antibélico en uno de los símbolos de una política que dejó tres millones de vietnamitas y más de 58.000 soldados estadounidenses muertos.

En 1995, en sus memorias "En Retrospectiva: las tragedias y lecciones de Vietnam, el autor revela sus dudas y arrepentimientos con respectos a esa guerra, los cuales ya venían gestándose desde que en 1966 tratara de frenar las campañas de bombardeos.

McNamara describió la guerra como un error terrible que se gestó por una combinación de factores como el clima anticomunista de la época, las falsas creencias generalizadas en política exterior y los erróneos cálculos militares.

El fantasma de la guerra de Vietnam continuó hostigando a McNamara hasta sus últimos días.

Crisis de los Misiles

McNamara fue una de las figuras clave del entorno de Kennedy durante la Crisis de los Misiles, el conflicto entre Estados Unidos, la Unión Soviética y Cuba que puso al mundo al borde de un conflicto nuclear, en 1962.

Image caption Para el movimiento antibélico fue el símbolo de una política fallida.

En "The Fog of War", el ex secretario de Defensa describió al general estadounidense Curtis LeMay y al líder cubano Fidel Castro como los personajes más peligrosos de ese enfrentamiento.

Según dijo, LeMay quería atacar a Cuba unilateralmente mientras que Castro presionó al líder soviético Nikita Krushchev para que atacara a Estados Unidos con armas nucleares si la isla era invadida.

Además de protagonista y testigo excepcional de tiempos turbulentos McNamara fue uno de los arquitectos de la política estadounidense de contención nuclear.

Tras su retiro en 1981 se convirtió en activista de la causa del desarme nuclear.

Robert McNamara una vez dijo: "No creo que debamos nunca usar nuestro poder de manera unilateral. Si no somos capaces de convencer a naciones con valores similares a los nuestros es mejor que reexaminemos nuestros razonamientos".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.