Última actualización: miércoles, 15 de julio de 2009 - 11:31 GMT

Creatividad a pie de calle

Bailarines y público frente a la catedral de San Pablo, Londres

Frente a la catedral de San Pablo se presentó la compañía de danza del español Rafael Bonachela. Fotos: Manuel Toledo, BBC Mundo

Más de cien eventos toman las calles del distrito financiero de Londres para sorprender a los peatones con recitales, danza, conciertos y exhibiciones en lugares poco convencionales.

Este colorido cultural forma parte del Festival de la Ciudad de Londres, que se fundó en 1962 con el objetivo de revitalizar la vida cultural de la capital británica.

Durante tres semanas cada verano un extenso programa anima edificios y avenidas con propuestas innovadoras, diversas y para todos los bolsillos, ya que es totalmente gratis.

Un toque de campana y una gran procesión con inventos ecológicos dieron el pistoletazo de salida a esta iniciativa que iluminará los rincones de la capital hasta principios de agosto.

Unos ochocientos saxofonistas cruzan en procesión los lugares más señalados de la zona financiera, a ritmo de la música compuesta por John Harle. A su paso invitan a todo músico a unirse al grupo, sin importar edad o experiencia. Solo hay un requisito: tener un saxofón.

Los elementos más circenses están a cargo de un ballet de bicicletas y Les Colporteurs, unos equilibristas que mientras se mantienen de pie en tuberías y cables representan cuentos poéticos acerca de encuentros en sitios impredecibles.

“A veces se echa de menos tener creatividad por las calles, necesitamos motivación, inspiración. Es muy importante que nos saquen de nuestra rutina”, dice Paula, que trabaja en la Real Academia de las Artes.

En la catedral

Hace unos días la escuela del Ballet Nacional Inglés sacó los tutús de las aulas y presentó una coreografía de danza clásica en las famosas escalinatas de la catedral de San Pablo.

Rafael Bonachela   Foto: Manuel Toledo, BBC Mundo

Bonachela es también director artístico de la Compañía de Danza de Sidney, Australia.

Este día es el turno de uno de los coreógrafos europeos más destacados, el español Rafael Bonachela y su compañía “Bonachela Dance Company”.

Los espectadores aumentan a medida que se ultiman los preparativos para presentar la pieza.

Un grupo de españolas que están de visita por la capital inglesa preguntan intrigadas qué es lo que va a ocurrir, mientras otros, cámara en mano, no dejan de inmortalizar este momento inesperado con sus cámaras.

Se representa un fragmento de “La tierra del sí, La tierra del no”, una obra que se estrenará en septiembre en Londres.

“La investigación de la pieza ha sido a través de las señales de tráfico, los avisos y advertencias que pueblan las ciudades. La sección que se representa aquí está inspirada en la señal de stop”, le dijo Bonachela a BBC Mundo.

“Pero mi danza no es narrativa, es una danza de emoción, una danza abierta a la interpretación. Por ello no pretendo que la gente entienda cuál ha sido mi punto de partida sino que les mueva”, añadió.

Los bailarines se desplazan utilizando apenas los tres metros del descansillo y parte de las escaleras, disfrutando del reto que supone este cambio de escenario.

Entre los espectadores está David James, un crítico de danza. Tremendamente emocionado por la propuesta confiesa que es impactante e inesperado toparse con danza en la calle.

Normalmente esta compañía actúa en teatros muy prestigiosos, con lo que es divertido y fascinante encontrártela aquí

David James, crítico de danza

“Normalmente esta compañía actúa en teatros muy prestigiosos, con lo que es divertido y fascinante encontrártela aquí. Es muy bueno que estén sacando las artes de los teatros y que espacios públicos se conviertan por un tiempo en un lugar mágico".

Entre el público hay personas realmente conmovidas por la actuación y Bonachela confiesa que no es la primera vez que se acercan espectadores estremecidos a hablar con él deseando saber todos los detalles de futuras actuaciones.

“Hay mucha gente que va por la calle y no sabe que le gusta la danza porque no ha tenido la oportunidad de verla, el hecho de que sea más accesible es muy bonito. El arte está ahí para iluminar”, dice.

Tócame, soy tuyo

Una música sorprende a los que se aproximan al cercano Puente del Milenio y a los pocos segundos muchos pueden reconocer que es la banda sonora de la película francesa “Amelie”.

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Ahí precisamente se encuentra otra de las iniciativas del festival: quince pianos de segunda mano se distribuyeron por la ciudad para dar la oportunidad a artistas anónimos de estrenarse en público.

Serena tiene poco más de veinte años, pero sus manos se deslizan por las teclas con absoluta seguridad mientras que la gente se queda boquiabierta por su destreza musical.

Vino desde Italia para estudiar música en Londres, aunque de momento trabaja de camarera para mejorar su inglés.

“Es la primera vez que toco delante de gente aquí, me encanta esta oportunidad”, nos dice.

Tal vez por unos minutos los asistentes a estos bocados de creatividad que ofrece el Festival de la Ciudad de Londres se olviden de sus problemas, puede que otros vayan con una historia curiosa que contar, que unos terceros descubran su pasión por la danza, o que algún artista aún desconocido pueda continuar alimentando su sueño.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.