Joven latina subasta su virginidad

Evelyn Dueñas
Image caption Desde que puso su anuncio en internet, Evelyn ha recibido ofertas de hasta U$ 3.400.000.

Evelyn Dueñas tiene 28 años y un plan: vender su virginidad al mejor postor para ayudar a su madre enferma y estudiar medicina.

"Vi otros anuncios de otras chicas, y como estoy necesitada pensé por qué no hacerlo yo", dijo la joven ecuatoriana a BBC Mundo desde Valencia, España, lugar en el vive desde hace siete años.

Evelyn tomó esta decisión debido a la crisis y la falta de empleo.

Con el trabajo de limpieza por horas que realiza no le alcanza para ayudar a su madre, que está en Ecuador, en la forma en que quisiera, contó la joven.

"Lo que más anhelo es ir a buscarla, llevarla al mejor especialista, que la atiendan, y que no le falte nada", aseguró.

Sin besos ni caricias

Evelyn tiene muy claras las condiciones del encuentro, según publicó en su anuncio de internet y contó a BBCMundo.

El elegido sólo podrá estar con ella una noche, tendrá que usar preservativo, mostrar un certificado médico que pruebe que está bien de salud y aceptar que ella acuda a la cita acompañada por alguien de confianza.

Además, no habrá besos ni caricias.

Según Evelyn, una oferta de US$3.331.000 fue rechazada porque el interesado no aceptaba las reglas; pretendía estar con ella una semana y volver a verla cada vez que quisiera.

Un detalle importante que ella tiene en cuenta al revisar las ofertas es "la delicadeza que tienen para expresarse".

Lo que vale la virginidad

BBC Mundo preguntó a Evelyn por qué creía que había hombres dispuestos a pagar tanto dinero por tener relaciones sexuales con una virgen, y ella respondió: "Tal vez porque en estos tiempos es muy rara la chica que esté virgen, puede ser también que quieran estar con una mujer que nadie ha tocado antes".

La historia de Evelyn salió publicada en el periódico El Mundo, se difundió por otros medios españoles y ecuatorianos, y causó un revuelo que quizás ella no esperaba. Lo que más le preocupa, dijo, es la reacción de su padre, con el que aún no ha conversado del tema.

"Le pido a Dios que me entienda y me apoye, como mi padre que es", confesó la joven, que describió a sus padres como "muy religiosos y muy correctos".

"No estoy haciendo nada malo, no estoy robando nada a nadie", argumentó.

"No es fácil para mí porque nunca pensé que iba a entregar mi virginidad a un desconocido", lamentó Evelyn.

En cuanto a las críticas, la joven fue tajante: "Una persona tiene que juzgar a otra si está libre de pecado, y además yo no lo estoy haciendo por ambición, yo lo estoy haciendo por amor a mi madre y eso es lo que me importa ahora, el resto de la gente no me importa."

Opine: ¿a qué precio la virginidad?

Aunque Evelyn tiene muy claras los motivos y las condiciones, al ser consultada por la posibilidad de que del intercambio surja "algo más", no lo descartó.

"Si esa persona no tiene compromiso con nadie, si es solo y me propone algo bueno, lo aceptaría. Y si me gusta, claro. Porque puede pasar como no pasar", concluyó la joven.

Por el momento, entre las reacciones que ha provocado su anuncio está la del gobierno de Ecuador, que según informa El Mundo, se ofrece a analizar la situación de Evelyn para ofrecer ayuda en forma de tratamiento médico para su madre y la posibilidad de una beca estatal para pagar sus estudios de Medicina, sin necesidad de que venda su virginidad.

Contenido relacionado