Gripe porcina: de este cáliz no has de beber

El temor por la gripe porcina está cambiando las prácticas religiosas en el Reino Unido.

Image caption La gripe procina cambia esta práctica centenaria del cristianismo.

Primero, un obispo propuso que se retirara el agua bendita en las pilas de las iglesias. Ahora, para evitar cualquier contagio de la gripe H1N1, el jefe espiritual de la Iglesia Anglicana pide que, en uno de los rituales más importante del Cristianismo, no se beba el vino directamente del cáliz.

En algunos templos londinenses, los feligreses sólo se abrazan, ya no se dan la mano, y los curas ponen la hostia en la mano en lugar de llevarla a la lengua del fiel devoto.

El arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, recomendó que la hostia se moje en el cáliz en lugar de que todos los comulgantes beban de la misma copa.

En todo el mundo

Según Sean Fanning, de la BBC, el líder espiritual anglicano sigue los consejos del Departamento de Salud británico.

El anglicanismo se suma así a las iglesias que en el mundo han tenido que modificar sus prácticas para evitar que se expanda el contagioso virus.

En el Reino Unido, país con más gente infectada en Europa, han muerto al menos 30 personas por la enfermedad.

Cambios similares en los ritos religiosos se han visto en Nueva Zelanda, Chile, Argentina y Estados Unidos.

Para la profesora Asunción Lucio Diez, especialista en Ciencias Religiosas, "son medidas de sentido común que no van en contra de ninguna doctrina".

En declaraciones a BBC Mundo dijo que en España también se vaciaron las pilas de las iglesias de manera preventiva cuando se supo que drogadictos utilizaban el agua bendita para enjuagar las jeringas y mezclar la heroína.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.