Nicaragua: ¿peligroso prohibir el aborto?

Un informe de la organización Amnistía Internacional (AI) sobre la prohibición del aborto en Nicaragua concluyó que la estricta legislación del país "contribuye a aumentar el número mujeres que mueren durante el embarazo", ya que "pone en peligro sus vidas al negarles tratamiento médico".

Image caption AI cree que no se están contabilizando los casos reales de muertes en el embarazo.

En Nicaragua, la interrupción voluntaria del embarazo está penalizada bajo cualquier supuesto desde octubre de 2006; incluso se castiga el aborto "terapéutico", es decir, aquel que se practica cuando la vida de la madre o el feto corren peligro.

También se penan los abortos cuando la madre es menor y ha sido violada.

Casi tres años después de que Nicaragua endureciera su política antiabortista, AI aseguró que esta decisión trajo serias consecuencias para la protección de los derechos humanos de mujeres y niñas.

Abortos en el patio trasero de Nicaragua "La prohibición es una desgracia. Es un escándalo para los derechos humanos que ridiculiza a la medicina y convierte esta ley en un arma contra la provisión de los cuidados médicos básicos para niñas y mujeres embarazadas", dijo Kate Gilmore, una de las responsables del informe.

Según denunció la organización, 33 mujeres murieron en 2009 durante su embarazo, mientras en 2008 esta cifra fue de 20. AI cree que estos datos son ingenuos y aseguró que no se están contabilizando todos los casos reales.

Este grupo pidió a las autoridades nicaragüenses que garantizaran la posibilidad de abortar a las víctimas de violaciones y a aquellas cuya salud podría estar en riesgo de continuar el embarazo.

El aborto "viola la Constitución"

El aborto terapéutico se había permitido desde 1893 hasta noviembre de 2006.

La presidencia nicaragüense de Enrique Bolaños justificó su ilegalización en 2006 asegurando que "la eliminación de la figura del aborto terapéutico es con el fin de que en Nicaragua no se continúen realizando actos delictivos encubiertos bajo la figura del aborto terapéutico".

La decisión de la Asamblea Nacional de prohibirlo pretendía acabar con "una abierta violación a la Constitución que protege de forma integral al niño por nacer".

A fondo: El aborto en América Latina

¿La revolución traicionada?

Como recordó el corresponsal de la BBC Mike Wooldridge, el aborto se convirtió también en una cuestión polémica por sus implicaciones políticas.

Algunos nicaragüenses lamentan que Daniel Ortega, el actual mandatario, cambiara su postura al respecto y apoyara ahora esta legislación.

Cuando los sandinistas combatieron contra el régimen de Anastasio Somoza, "solían animar a sus mujeres a abortar si se quedaban embarazadas", aseguró la periodista Patricia Orozco.

Image caption Tras el cambio de opinión de Daniel Ortega, el aborto se convirtió también en una cuestión política.

Orozco, que dijo que ella misma había sido sandinista en los años 70, cree que "la revolución ha sido traicionada".

Pasado y presente de una revolución Incluso en las facultades de medicina el aborto puede despertar polémica. "Para nosotros es muy difícil enseñarlo, porque sólo por hablar de él ya parece que estás a favor", le dijo a la BBC el doctor Andrés Herrera Montes, de la Universidad de León.

A pesar de la prohibición y los riesgos de persecución, todavía hay mujeres que se someten a un aborto de forma clandestina. "El doctor me dijo que había una forma de hacerlo en casa usando algunas medicinas, que era seguro y que no pondría en peligro mi vida. Fue una decisión difícil entre mi futuro y el riesgo a ir a la cárcel", explicó una mujer nicaragüense que quiso permanecer en el anonimato.

¿Por qué arriesgar entonces su vida y su libertad? "Porque soy dueña de mi propio cuerpo y tengo derecho a decidir".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.