Curas no darán su apellido a sus hijos

El papa preside las Vísperas en Valle de Aosta, Italia
Image caption Hace poco, el Papa llamó a los sacerdotes en una carta abierta a vivir el celibato pleno.

Son informaciones "sin fundamento". Así el portavoz del Vaticano, Federido Lombardi, desmnitió que la Iglesia Católica esté estudiando la adopción de medidas legales para que los hijos de los sacerdotes católicos puedan llevar el apellido de sus padres y heredar sus bienes personales.

Este domingo el diario italiano La Stampa aseguró que se estaba considerando la entrada en vigor de una especie de contrato civil que garantizaría derechos sociales a mujeres que viven en concubinato con sacerdotes y a hijos de estos, quienes podrían heredar el patrimonio perteneciente al padre que no forme parte de los bienes eclesiásticos.

El periódico dijo que la Congregación del Clero, que preside el cardenal brasileño Claudio Hummes, llevó a cabo varias reuniones para escuchar criterios y encontrar soluciones al asunto.

Según el diario, el reconocimiento de la paternidad mediante pruebas de ADN podría implicar "una avalancha" de demandas judiciales que costarían cuantiosas sumas de dinero a la Iglesia Católica.

"Puertas cerradas"

Este lunes, en un escueto comunicado, Lombardi afirmó que la información de La Stampa está "privada de fundamento".

Las aseveraciones del diario italiano lograron, sin embargo, reavivar la polémica sobre un tema afecta especialmente a varios países de América Latina y Europa.

Uno de los casos más resonantes de esa problemática es el del presidente de Paraguay, Fernando Lugo, quien reconoció que tuvo un hijo cuando aún era obispo y quien enfrenta otros dos reclamos de paternidad.

En declaraciones a La Stampa el padre italiano Antonio Mazzi, fundador de los centros de voluntariado Exodus, lamentó la situación de muchos de los hijos de sacerdotes que violan el voto de castidad, y dijo que "nadie se ocupa" de ellos.

En sus palabras, los hijos "encuentran cerradas todas las puertas apenas intentan pedir un mínimo de derechos".

En una reciente carta abierta, el papa Benedicto XVI condenó la infidelidad de algunos sacerdotes y los llamó a vivir el celibato pleno.

A la vez, el pontífice elogió a aquellos clérigos que se han mantenido fieles a la castidad.

El corresponsal de la BBC en Roma, Davis Willey, dijo que con su mensaje el Papa buscaba dar un estímulo moral a los sacerdotes que se sienten defraudados por escándalos sexuales que han sacudido a la iglesia.

Desde el año 2000 un promedio de 1.000 sacerdotes católicos abandonan el ministerio cada año, con o sin permiso del Vaticano.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.