AFA: "fútbol con o sin televisión"

Jugadores de la selección argentina.
Image caption El estado argentino pagaría el doble de lo que paga TyC por la televisación de los partidos.

¿Rescindir o no rescindir?

Esta pregunta sobre el contrato que vincula a la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) con el canal Torneos y Competencias (TyC) para la transmisión televisiva del fútbol está despertando una polémica que trasciende lo deportivo.

Es que, según el matutino "La Nación", los canales del estado se harían cargo de la transmisión de los partidos de fútbol: una virtual nacionalización de las transmisiones.

El estado pagaría el doble de lo que abona TyC, ayudando así a que los clubes superen la crisis económica que los obligó a suspender el comienzo del campeonato de primera división la semana pasada.

Según "La Nación", Torneos y Competencia -que tiene actualmente un monopolio en la transmisión de los partidos- estaría dispuesto a llevar a la AFA a la justicia por la rescisión del contrato.

Polémica

El presidente de Huracán, Carlos Babington, ex número 10 de la selección en los '70, calificó de "histórica" esta intervención del estado.

Los partidos de la oposición criticaron al gobierno por gastar sumas ingentes en el tema del fútbol cuando no puede resolver el tema de la pobreza.

Un duro crítico del gobierno, el conocido periodista deportivo Víctor Hugo Morales, recordado en diferentes latitudes por calificar a Diego Maradona de "barrilete cósmico" por su segundo gol contra Inglaterra en 1986, se mostró favorable a esta resolución del problema.

"En todo caso, es un buen negocio para el estado y para la gente", señaló Morales en el matutino "La Nación".

Según "La Nación", el acuerdo incluiría la transmisión televisiva con dos partidos por canales públicos y el resto entre los otros canales de aire, o venderlos a los operadores de cable nacionales y hasta internacionales.

También terminaría con los abonos para los partidos, el sistema de pay per view (pagar para ver) que aparentemente no dio mucho resultado en el fútbol argentino, mejorando así el acceso de la gente a las transmisiones.

Pero lo cierto es que la decisión que se tome se da en el marco de otro enfrentamiento de fondo de altísimo voltaje político.

El propietario de TyC es el grupo Clarín. El gobierno y Clarín vienen sosteniendo un duro enfrentamiento desde el comienzo del conflicto con el campo en marzo del año pasado.

¿Solución?

A nivel futbolístico, el problema de fondo es la precaria situación financiera de los clubes.

Image caption Los partidos opositores criticaron la decisión del gobierno por gastar en el fútbol en vez de resolver la pobreza.

Se estima que los clubes acumulan deudas de casi US$200 millones. A los jugadores les deben más de US$10 millones.

Según medios especializados, la crisis de financiamiento se debe a la corrupción y el mal manejo financiero de las instituciones, así como al menor precio que se está pagando por los futbolistas vendidos al exterior debido a la crisis económica mundial.

La AFA intentó renegociar con TyC el contrato de transmisión que, según comentaristas como Víctor Hugo Morales, fue demasiado generoso, en su momento, con la compañía.

En una carta de TyC a la AFA, la compañía ofreció unos 40 millones de pesos (cerca de US$10 millones) adicionales para contribuir a la salida de la crisis.

Para la AFA esta cifra es insuficiente y, con gesto desafiante, ha dicho que con o sin televisión el torneo de fútbol comenzará el 21 de agosto.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.