Puntapié inicial para el fútbol argentino

Jugador de fútbol argentino
Image caption La AFA anunció el inicio del torneo Apertura 2009, aplazado por los problemas financieros de los clubes.

La Asociación de Fútbol Argentino (AFA) aprobó un acuerdo con el gobierno para la transmisión por televisión de manera gratuita del campeonato local y anunció que el torneo comenzará el viernes 21 de agosto.

El Comité Ejecutivo de la AFA confirmó a través de su portavoz, Ernesto Cherquis Bialo, que "se televisarán los diez partidos de la primera jornada del torneo Apertura, gratuitamente y por canales de aire".

De esta manera avanzan los planes de acción conjunta entre la entidad y el gobierno argentino, anunciados el pasado viernes.

Aunque aún quedan por definir los detalles de la manera en que transmitirán los partidos y que los clubes argentinos de su visto bueno -algo que en los medios locales se da por descontado- el aplazado comienzo del campeonato ya tiene fecha firme.

Fútbol gratis por TV

La AFA y el gobierno comenzaron a trabajar la semana pasada en un proyecto para la emisión gratuita por televisión de los partidos oficiales.

Según informó la corresponsal de BBCMundo en Buenos Aires Valeria Perasso, el encuentro sucedió después de que la AFA rompiera el contrato por los derechos de emisión con la empresa Televisión Satelital Codificada (TSC).

La entidad que agrupa a los clubes de fútbol recibía de TSC unos US$70 millones de dólares al año por la transmisión de los partidos por el sistema de televisión de pago.

Con el nuevo acuerdo, la AFA recibiría unos US$133 millones anuales, aunque como destaca Valeria Perasso, el gobierno insiste en que el plan de televisación gratuita no debería costarle nada al Estado, y que se trata de comercializar en conjunto los derechos de emisión.

TSC anunció una demanda por rompimiento de contrato.

Los clubes argentinos habían postergado el inicio del campeonato debido a las cuantiosas deudas que mantienen con sus planteles.

Uno de los interrogantes que aún no se ha disipado tiene que ver con los detalles técnicos de las nuevas transmisiones, ya que no está claro si el Sistema Nacional de Medios, propiedad del Estado, cuenta con la infraestructura necesaria para hacer frente a la tarea.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.